La Región

Euro

ECONOMÍA

A vueltas con el autoconsumo energético y la supresión del conocido como impuesto al sol

La apuesta pasa por consumo operativo

A vueltas con el autoconsumo energético y la supresión del conocido como impuesto al sol

En el año 2015 un decreto reducía las posibilidades del autoconsumo con mayores costes de pago de tarifa de usos de la red y reducía el pago de tarifas por el vertido de energía a la red. De esta manera quebraba el potencial del desarrollo del autoconsumo en edificios y empresas. La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha anunciado su eliminación antes de que acabe el año, con el apoyo de la mayoría de los grupos parlamentarios. La retirada del impuesto se realizaría a través de un Real Decreto que permita el acceso al autoconsumo y que estaría listo para el mes de diciembre, eliminando las dificultades burocráticas y el coste final de las inversiones, que impedían hasta el momento el consumo en el ámbito doméstico y urbano.

Este cambio permitirá un ahorro de costes. El recibo de la luz para un usuario medio ha subido como media un 85,7 % en los últimos 15 años, lo que supone un encarecimiento de 37 euros, según  datos de Facua-Consumidores en Acción. Aplicando las tarifas actuales, un usuario pagaba en el año 2003, una factura mensual de 43,47 euros, frente a los 80,73 euros que paga un usuario por la misma potencia consumida en 2018. Por tanto el autoconsumo puede ser  una solución para ciertos casos sobre todo en el espacio rural, pero la solución definitiva es trabajar por un sistema sostenible y equilibrado en forma y fondo. Para toda la población y todas las empresas del país.