Monterrei

Cacholas y lacón por San Antonio

Monterrei

monterrei

Cacholas y lacón por San Antonio

Cualedro se vistió de primavera para rendir homenaje a su patrón, San Antonio. Los feligreses se reunieron en una eucaristía tras la que se recuperó una vieja tradición: subastar cacholas y lacones

Cualedro amaneció ayer bajo un manto de pétalos y flores. Por primera vez, la Alameda do Cruceiro se rodeó, además, de numerosas macetas coloridas para engalanar el paso de San Antonio, patrón del municipio, por las principales calles de la localidad.

La jornada festiva, organizada por una joven comisión capitaneada por Nerea Casas y Borja Rúa, comenzó bien temprano: con el amanecer llegó la música de charanga, la que brindó la agrupación Gresi. También las bombas que marcaron el arranque del día de "troula" sonaron desde primera hora de la mañana. El San Antonio fue, en Cualedro, la antesala de las fiestas veraniegas, que llegarán a su punto álgido con Santa María, el próximo 15 de agosto.

El buen tiempo, tan sólo deslucido por algunas nubes, motivó a decenas de feligreses y vecinos a portar a los santos hasta el alto del pueblo, en donde en un altar improvisado en un cruceiro, el párroco de Cualedro, Don Camilo Penín, agradeció la presencia de sus vecinos y la labor desempeñada por la comisión de fiestas.

También tuvo un especial recordatorio para la recién creada Asociación de Mulleres Rurais As Trabes, que luchará por recuperar las tradiciones más señaladas del municipio cualedrés y para dinamizar la vida cultural y festiva. Precisamente, y como parte del evento de ayer, la agrupación recreó la ancestral subasta de animales. A las puertas del templo religioso, se sortearon "cacholas" y lacón. Algunas de las piezas llegaron a adquirir un valor monetario de hasta 60 euros.

Aunque tiempo atrás lo recaudado con esta iniciativa -que motivó sonoras risas y aplausos entre los presentes- se empleaba para financiar la festividad del patrón de Cualedro, en esta ocasión la asociación lo derivará a sufragar sus primeros gastos de funcionamiento, corriendo la Comisión de fiestas y los vecinos del pueblo con el coste de la celebración.

El cura cualedrés, Camilo Penín, se alegró públicamente del surgimiento de esta asociación: "La cooperación es esencial para mejorar las cosas", manifestó el párroco. "Cuando nos preocupamos por los demás mejoramos todos. No debemos olvidar la capacidad que tenemos hoy para influir y cambiar el futuro de la sociedad", añadió.

La fiesta continuó por la tarde y hasta bien entrada la noche por cortesía de la popular discoteca móvil "A Gramola".n

Más en Monterrei