La Región

HUELGA COMBUSTIBLES

La falta de gasolina en Portugal llenó los surtidores de la “raia”

En la gasolinera de Feces, a un kilómetro de la frontera, las colas para repostar se notaron hasta este jueves

Varios turismos esperan para repostar en la estación durante la tarde de este jueves (ÓSCAR PINAL).
Varios turismos esperan para repostar en la estación durante la tarde de este jueves (ÓSCAR PINAL).
La falta de gasolina en Portugal llenó los surtidores de la “raia”

La falta de combustible que sufrió Portugal durante esta última semana y que estuvo provocada por la huelga de los transportistas de combustible y mercancías peligrosas motivó que las estaciones de servicio ubicadas en las proximidades de la "raia", en Ourense, se llenaran de vehículos con la matrícula del país vecino. En algunas gasolineras de la comarca de Monterrei la clientela portuguesa duplicó a la española, sobre todo, durante la jornada del miércoles de Semana Santa. 

"As ventas de onte foron bastante superiores ás de un día normal por mor do problema que tiveron en Portugal", manifiesta Ángel Alonso, trabajador de la gasolinera Galp, en Feces de Abaixo. "O mércores xa che digo que foi o día máis forte, pero vimos notando esta situación ao longo de toda a Semana Santa", añade. 

La huelga portuguesa del sector fue desconvocada este jueves, pero la proximidad de núcleos como Chaves, y la presencia de turistas del país vecino a causa de la Semana Santa, motivaron que muchos aprovechasen para llenar los depósitos de sus coches ante la incertidumbre de no saber con qué se encontrarían al llegar a sus ciudades, aunque el paro se haya interrumpido. 

La diferencia en el precio del combustible entre España y Portugal, que puede rondar entre los 10 y los 15 céntimos el litro en la actualidad, es el factor que provoca que muchos lusos sean clientes habituales de las estaciones de servicio de la comarca de Monterrei. "Nós traballamos case máis con Portugal", explica Ángel. "Pero é certo que moitos viñeron por medo a quedarse sen combustible", añade el trabajador verinés.