O Carballiño

Boborás apuesta por recuperar iglesias y cruceiros del rural

O Carballiño

PATRIMONIO

Boborás apuesta por recuperar iglesias y cruceiros del rural

Los trabajos también afectarán a la iglesia de Xuvencos, entre otras dos.
photo_cameraLos trabajos también afectarán a la iglesia de Xuvencos, entre otras dos.

Una restauradora coruñesa estudia las edificaciones para preparar el proyecto de conservación

El patrimonio religioso y arquitectónico es uno de los pilares más importantes de Boborás y, dando cuenta de ello, el gobierno local prepara una futura actuación de acondicionamiento de algunas de las piezas y edificaciones que se encuentran más deterioradas. Este es el caso de tres cruceiros, los de Becoña, Xuvencos y Sobredo, en los que se harán labores de conservación en los próximos días. Estos trabajos están financiados con apenas 5.000 euros, la cifra sobrante de la subvención concedida por Turismo y Cultura para la renovación de la señalización turística de la localidad. El que se encuentra en peor estado es el de Becoña, con varias fracturas y en el que habría que trabajar con cuidado para evitar una ruptura total. En los otros dos casos, el principal problema está en sus bases, que se fueron moviendo a causa de elementos externos a ellas. Finalmente también se procederá a su limpieza y a la aplicación de un elemento de conservación.

Esta es una obra que lleva tiempo en mente del gobierno local y para la que ya cuentan con permiso de Patrimonio. Será realizada por una restauradora de A Coruña. Aprovechando su visita, la concejala de Cultura, Patricia Torres, la acompañó por otros puntos de interés, que son las iglesias de San Mamede de Moldes, Astureses y Xuvencos, de las que se realizará un proyecto para futuras obras de acondicionamiento. 

En la primera de ellas, en Moldes, una hiedra está causando problemas en la espadaña y la edificación también requiere de otras labores de conservación tanto en el interior como en el exterior. En la de Astureses se trataría de limpieza, tanto en el retablo mayor como en la piedra externa, que tiene tendencia a ennegrecer. La idea sería hacer un análisis químico para ver cual es el problema y buscarle una solución. En la última de ellas sería necesario actuar en el retablo mayor y en una de las capillas, con tratamientos de limpieza de sus piezas.