O Carballiño

Los comuneros de Cristimil y A Torre, dispuestos a negociar

O Carballiño

San Amaro

Los comuneros de Cristimil y A Torre, dispuestos a negociar

Hallazgos arqueológicos en el castro de San Cibrán.
photo_cameraHallazgos arqueológicos en el castro de San Cibrán.

El próximo día 27 la Comunidad de Montes se reunirá para establecer las bases de la negociación

La Comunidad de Montes Vecinales en Mano Común de Cristimil y A Torre se reunirá el próximo 27 de mayo para establecer los puntos de la negociación con la Xunta de Galicia relacionados con la explotación del castro de San Cibrán de Las. Así lo comentó el presidente de los comuneros, José Modesto Rodríguez Alén, después de conocer el fallo de la sentencia que les concede la titularidad de los terrenos sobre los que se instaló el Centro de Interpretación Castrexa, en San Amaro.

El plazo para que las administraciones implicadas presenten un recurso finaliza el 8 de junio, y la decisión de presentarlo o no condicionará la negociación con los vecinos, porque según el presidente, "eles dixéronnos a nós que as resolucións xudiciais hai que cumplilas, e esperamos o mesmo".

 

 

La cita tendrá lugar el domingo 27, a las 17,00 horas, en Cristimil y reunirá a todos los comuneros. Si no se recurre la sentencia y todos están dispuestos a negociar, "poñémonos a súa total disposición, e de boas formas, pero cos nosos avogados".

Añade también que, para llegar a un acuerdo, "teremos que ceder, as dúas partes". La reunión entre ambas partes será ya la tercera desde el inicio del proceso, que comenzó con una negociación con Rogelio Martínez, delegado de da Xunta en Ourense hasta 2015, "un acordo irrisorio, pero que estabamos dispostos a aceptar".

Los ahora reconocidos judicialmente como propietarios aseguran que no pondrán ningún impedimento para la explotación del castro, afirmando que "o terreo é noso, pero o que aquí hai é patrimonio de todos". La contraprestación económica afirman que no es su motivación, pero sí los términos de la cesión. "O diñeiro é a flor, e o que queremos é manter viva a planta", comentó Rodríguez Alén.

Su preocupación reside en la persistencia del castro y su actividad y recalcan que "os políticos veñen e van, pero estes bens seguen aquí e temos que garantizar o seu futuro. Os discursos non nos valen de nada, queremos feitos".

Los propietarios aseguran que seguirán luchando por recuperar lo que es suyo, "aínda que teñamos que chegar ata Bruselas", afirmó Modesto Rodríguez. La sensación que tienen tras esta victoria que de satisfacción, aunque no se sienten como si hubiesen ganado porque "cae de caixón que a xueza dictaminase isto".


Siete años de reivindicación


En noviembre de 2011, los comuneros comenzaron con el trámite de recuperación de la titularidad de los terrenos, después de que el Concello de San Amaro incluyera las 15 hectáreas en el Registro de la Propiedad como bienes municipales. En abril de 2014, el Xurado Provincial de Montes clasificó la totalidad de la zona comunal a nombre de los vecinos de Cristimil y A Torre.

La Xunta de Galicia revocó esta resolución y fue el momento en el que comenzó el litigio. Rodríguez Alén afirmó que todo este proceso supuso a los vecinos un coste que asciende a los 9.000 euros, "ademáis de todo o que non é económico".