Ourense

Los agentes sociales se exprimen y arriman el hombro con más material

Ourense

Los agentes sociales se exprimen y arriman el hombro con más material

Protección Civil del Concello de Ourense entrega los EPIs hechos en La Molinera.
photo_cameraProtección Civil del Concello de Ourense entrega los EPIs hechos en La Molinera.
Diputación, Universidad, concellos, vecinos... hasta los bares: "Es más fácil hablar con Trump que conseguir guantes"

Las administraciones, diferentes entidades y los propios vecinos de la provincia se vuelcan para solventar los problemas de material de las fuerzas de seguridad, personal y usuarios de las residencias de mayores y voluntarios que prestan sus servicios a los más vulnerables. 

LA DIPUTACIÓN

La Diputación de Ourense anunciaba ayer la compra de 36.000 mascarillas, 43.000 pares de guantes  y 500 litros de gel desinfectante para repartir entre concellos y entidades para paliar la escasez que estos días traen de cabeza a los alcaldes. Esta medida, acordada por el Comité de Seguimento do coronavirus del organismo provincial, era una petición del Posto de Mando Avanzado de Ourense. 
Este material llegará a la provincia la próxima semana y se unirá al reparto que ya realiza la Xunta de Galicia. "É sumamente importante unir esforzos con equipamentos que neste momento resultan imprescindibles para afrontar a pandemia", manifestó el presidente de la Diputación, Manuel Baltar, que destaca que la cooperación "vai no ADN da Deputación".

 

SECTOR PRIVADO

Las empresas privadas también arriman el hombro. Después de Sociedad Textil Lonia, ayer era Adolfo Domínguez la que confirmaba a la Diputación la donación de material sanitaria (mascarillas y geles) que ha recibido de sus proveedores. "A colaboración privada é de agradecer fondamente nestes momentos nos que sumar apoios e cooperación e indispensable", recalcó Baltar. Asimismo, según confirmaron fuentes de la Comisaría, la empresa CIE Galfor, dedicada al sector de la automoción en el Polígono de San Cibrao, les ha donado 500 pares de guantes y 100 mascarillas.

 

Ayuda de la hostelería
babaluLos pequeños empresarios de la ciudad también se han sumado a las donaciones de material para colectivos que están en la primera línea de lucha contra el COVID-19. Roberto Gallego Cuña, quien desde hace tres meses regenta la cafetería Babalú en la avenida de Zamora de la ciudad, ha reparado en las fuerzas de seguridad. Ha comprado casi 2.000 mil pares de guantes y 180 mascarillas para donarlas a la Policía Nacional y Policía Local de Ourense.
 Las mascarillas están retenidas en una oficina de Correos, tras adquirirlas en China y pagar 50 euros por el transporte, pero lo intentará de nuevo "por otros medios", aclara.
Los guantes ya los ha repartido y eso que, según bromea, "es más fácil hablar con Trump que com prarlos". En esta ocasión,recurrió a proveedores y clientes que conoce a través de la otra empresa que regenta, muy distinta a la hostelería, los bordados publicitarios.
Aunque su mujer trabaja en el servicio de limpieza del hospital, pensó en los policías porque, por amigos, le consta "que tienen menos medios y muchas carencias". Y añade: "Están en la calle, intentando protegernos, y algunos tienen una misma mascarilla para todos los días y deben desinfectarla en casa".
 Para Gallego Cuña, el material donado es una forma de "agradecerles su encomiable labor". Según valora, las fuerzas de seguridad "están muy desprotegidas" porque, añade, "los agentes están en la calle y no saben a lo qué se enfrentan".

Voluntarios en la molinera

Otra de las patas de esta colaboración se está llevando a cabo en el centro de conocimiento de La Molinera de la ciudad. Los efectivos de Protección Civil de Ourense entregaron los primeros equipos de protección individual –viseras protectoras–. Alrededor de un centenar de estos EPIs, elaborados por voluntarios con impresoras 3D, fueron trasladados al Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO). El rendimiento estimado de producción en La Molinera es de un equipo por hora, por lo que se harían ocho al día, además de 200 viseras protectoras. A lo largo de esta semana, efectivos de Protección Civil los irán distribuyendo por los centros sanitarios de la ciudad. 

 

AYUDA SINDICAL
Precisamente, en esta parte sanitaria está volcando sus esfuerzos el Sindicato de Enfermería Sastse en Ourense, poniendo a disposición de los sanitarios pantallas faciales, gafas y buzos de protección. "La falta de material provoca que aumente significativamente el riesgo de contagio entre el profesional y el paciente, y entre los mismos profesionales", dicen desde Satse, que ha repartido ya 100 unidades de pantallas faciales, localizadas "con mucho esfuerzo" en ferreterías, empresas de mecanización industrial de toda Galicia. Además, empresas como Fitoagraria Xinzo donó 4 pantallas y 20 buzos. La primera partida se doonó a Urgencias y UCI del CHUO, y se ampliará a zonas como las plantas de hospitalización. Ayer se repartieron ya por plantas de hospitalización para contagiados de COVID-19. También se están repartiendo por los PAC de la provincia


El campus también contribuye


La Universidad de Vigo  entregó al Servizo Galego de Saúde cerca de 4.000 mascarillas, tras varios días inventariando y recogiendo material sanitario. En total, el personal investigador reunió también 100.000 pares de guantes y cerca de 1.000 batas desechables, así como etanol, calzas, gafas y kits PCR para hacer el test del coronavirus. En el Campus de Ourense, se juntaron 144 litros de etanol, 14.400 pares de guiantes, 7 mascarillas FPII e y otras 20 cajas de 50 unidades de otro tipo.

Un agente recoge la donación de material de CIE Galfor.

Un agente recoge la donación de material de CIE Galfor. 

Los distintos colectivos profesionales, como los del transporte, a través de la federación Fegatramer los médicos, a través del sindicato CESM Galicia, los vigilantes de seguridad, a través de USO, o los trabajadores de Correos, a través de CC.OO y UGT, volvieron a reivindicar más dotación de seguridad para sus profesionales.

SOLIDARIDAD VECINAL
En las residencias de mayores,  uno de los puntos de mayor riesgo en Ourense, que es la provincia con mayor número de plazas por habitantes en estos centros, también sufren la escasez. El Concello de Barbadás ha conseguido recoger ya 70 mascarillas elaboradas de forma voluntaria con telas por algunos vecinos. Ayer por la tarde, el propio alcalde del municipio, Xosé Carlos Valcárcel, acudió a la residencia Nosa Señora dos Milagres de Finca Fierro,  a hacer entrega de las mismas.Mientras, en Celanova, tras hacer acopio de material, pedían ayer voluntarois para elaborar mascarillas. Esta colaboración vecinal es extensible cada vez a más concellos, donde los vecinos se ofrecen voluntarios a fabricar equipos en casa. 

Más en Ourense