Ourense

Sin rastro de cuatro personas desaparecidas el pasado año en la provincia

Ourense

DESAPARICIÓN

Sin rastro de cuatro personas desaparecidas el pasado año en la provincia

<p></p>
photo_camera Efectivos de Protección Civil y vecinos durante la búsqueda del vecino desaparecido en Allariz.

En 2017 se registraron en Ourense 37 denuncias motivadas por personas a las que se perdió la pista

Cuatro personas siguen sin aparecer de las 37 denuncias de este tipo que fueron presentadas durante 2017. En todos los casos, las fuerzas de seguridad, junto con Protección Civil e incluso vecinos, elaboraron un operativo de búsqueda. Uno de los cuatro casos sin solución es el de Ervigio Carrera Fernández, de 88 años, que ya va hacer un año que se ausentó de su domicilio en Casaio (Carballeda de Valdeorras).

Tampoco dio fruto el dispositivo para localizar a Ramón Lopez González, que no regresó a su domicilio en Castro Caldelas tras salir a dar un paseo. Esto octogenario aún fue buscado en las últimas semanas del pasado año. "Durante la época de caza, todos los aficionados rebuscaban por el monte por si encontraban, al menos, su cadáver, pero no hay señales", apuntaron en Protección Civil.

Otra de las personas que continúa en paradero desconocido es Belén Rodríguez, de 57 años y domicilio en la ciudad, cuya desaparición fue denunciada el pasado 18 de abril después de no presentarse en una entrevista de selección de personal para el servicio de incendios forestales. Varios vecinos la vieron vagabundear de forma errática por distintos puntos de la ciudad. Su bolso apareció en el cementerio de As Caldas (A Ponte), pero de ella no hay rastro. La mujer estaba ligada a la secta conocida como Ramtha, en cuyas sesiones solía participar.

El último de los desaparecidos el pasado año del que no hay rastro es Julio Fernández González, de 90 años, que no regresó a su casa en Allariz. "Houbo unha busca intensa, incluso con buceadores no Arnoia, pero non deu resultados", apuntó el edil de seguridad ciudadana alaricano, Bernardo Varela.

Las otras 33 personas fueron localizadas, unas vivas y otras muertas, por lo que las fuerzas de seguridad archivaron las diligencias. El pasado octubre, una vecina de Laza denunció la desaparición de un hermano en los 90. Sospecha que está vivo -renovó el DNI en el 2007 en Madrid- y pretendía localizarlo por motivos del reparto de herencia. 

Dos personas aparecieron muertas

Las fuerzas de seguridad mantienen en su lista de personas desaparecidas a otros cuatro ourensanos que faltaron de sus domicilios en los últimos cinco años. Sus nombres son: Gumersinda Raña, de 88 años, que se ausentó de su casa en Avión tras salir a dar un paseo.  Antonio Chantrero, de 88, natural de Monterrei, que se ausentó cuando acudía a un fiesta en Allariz, en cuyo geriátrico estaba ingresado.  El taxista Elías Carrera, de 61 años, que falta desde julio del 2013, y Andrés Palacio, de 64, que lo vieron lanzarse al río Miño en la madrugada del 6 de enero del 2011, dejando su cartera sobre el Puente Romano.

En la lista había otras dos personas, Matilde González (78),  que faltó del geriátrico de Parada de Sil, y  Raquel Pérez (82), que se ausentó en Trives, pero en ambos casos ya fueron localizados su cadáver. El de la primera en este año y el de la segunda en el 2016. 

Te puede interesar
Más en Ourense