Picaduras de insectos

Una mujer con varias picaduras de mosquito.
photo_camera Una mujer con varias picaduras de mosquito.

Durante la temporada estival se produce un aumento importante de las consultas por lesiones en la piel provocadas por picaduras de insectos. La aparición de mosquitos, abejas y avispas, junto a las altas temperaturas, a que pasamos más tiempo al aire libre y a que la ropa que utilizamos es ligera, hace que el riesgo de sufrir picaduras aumente.

En general, las picaduras no son un problema de salud grave pero sí muy molesto. Son lesiones cutáneas provocadas por insectos, arácnidos o animales marinos en las que inoculan sustancias en el cuerpo que irritan la piel, haciendo que aparezcan habones o ronchas, entre otros síntomas. En caso de los mosquitos, la sustancia tóxica que inocula es su propia saliva. Estos insectos suelen picar con más frecuencia por la noche.

Las abejas y avispas incrustan su aguijón tras la picadura provocando la muerte del insecto. Hay personas hipersensibles a estas picaduras y por ello es importante que siempre lleven consigo una autoinyección de adrenalina/epinefrina, algo que requiere receta médica para su dispensación en farmacia. Si planeas desplazarte a una zona de campo este verano, los farmacéuticos ourensanos te recomendamos que uses prendas de algodón de colores discretos y que cubras tu piel lo máximo posible. Evita, además, el uso de perfumes de olor intenso.

Prevención

Es importante que utilices repelentes de insectos si tienes planeado ir a bosques o riberas de ríos. Si se han de usar repelentes y crema fotoprotectora, lo más recomendable es aplicar el fotoprotector primero, dejar que se absorba y después aplicar el repelente.

En caso de ser necesaria su aplicación en niños menores de tres años, te recomendamos consultar previamente a profesionales de la pediatría o de la farmacia. En todo caso, el producto deberá ser aplicado por un adulto. Actualmente, existe un aumento de la demanda de pulseras repelentes. Estas pulseras ahuyentan a los insectos gracias a una sustancia biocida que puede estar impregnando una parte o toda la pulsera o en una pastilla que se inserta en la pulsera.

Mascotas

Por otro lado, si eres amante de los animales y tienes mascotas en casa, no te olvides de desparasitarlas y revisar si tienen pulgas y garrapatas. En caso de que detectes que tu aminal tiene alguna garrapata protege tu zona corporal lo máximo posible y retira la garrapata con ayuda de una pinza de borde romo y punta fina. Procura no aplastar la garrapata. Inmediatamente limpia la zona con agua y jabón y acude a un profesional sanitario si es necesario. Recuerda que las garrapatas pueden transmitir enfermedades.

Cuidados

Si, tras una picadura, continuas con síntomas más de 10 días, si tienes dificultades para respirar, dolor torácico, palpitaciones, malestar general, confusión, somnolencia, infección o fiebre acude a tu médico. Ante cualquier picadura que genere inflamación, debes retirar objetos que opriman la piel (anillos, relojes, brazaletes) o dificulten la respiración. Para paliar los síntomas y minimizar el dolor, aplica hielo a la zona con un paño para proteger la piel de las quemaduras. Además, es importante que no rasques las picaduras ya que puede infectarse.

Si eres alérgico o tienes antecedentes de reacciones graves llama al 112 lo antes posible o acude al servicio de urgencias.

Tratamiento

Acude a tu farmacia para recibir consejo sanitario en relación con este asunto, ya que existen muchos productos en las boticas de Ourense que alivian las molestias causadas por las picaduras. En la red de farmacias de la provincia, nuestros profesionales te ayudarán a elegir el tipo de producto que resulte más adecuado según tu perfil y también según el tipo de picadura que hayas sufrido. Es posible que se necesite ayuda de antihistamínicos de uso tópico o incluso en alguna ocasión de uso sistémico y/o corticoides de baja potencia de uso tópico.

Medusas

Junto a esto, también os queremos recordar que en verano es cuando se concentra un mayor número de medusas en nuestras playas, cada vez más frecuentes. Si entras en contacto con ellas lo primero que notarás es un dolor o picor intenso e inmediato. Es conveniente, llegado el caso, que laves la zona con agua salada (nunca con dulce) y retires los restos del tentáculo con una pinza. Para aliviar los síntomas puedes aplicar hielo envuelto con una toalla (nunca directamente sobre la piel) y utilizar una crema antihistamínica sobre la zona afectada tres veces al día.

¡Ante cualquier duda que te surja, consulta a tu farmacéutico de confianza!

Te puede interesar