La Región

VERANO

La diversión se intensificó durante el verano con Amencer

Más de 1.000 jóvenes participaron en esta actividad, que ya suma 32 años ininterrumpidos como propuesta estival en la ciudad
Foto de familia de los participantes en el campamento urbano en el patio de Salesianos.
Foto de familia de los participantes en el campamento urbano en el patio de Salesianos.
La diversión se intensificó durante el verano con Amencer

Un año más el verano en Ourense tuvo un claro protagonista: el campamento urbano de Amencer. Más de 1.000 jóvenes participaron en esta actividad, que ya suma 32 años ininterrumpidos como propuesta estival en la ciudad. El objetivo de la iniciativa es ofrecer a los niños y adolescentes una alternativa lúdica para los meses de parón escolar y, como es habitual, no desfraudó. 

Desde finales de junio, con las Mañás de Verán, Amencer inició las actividades que, en su mayoría, consistirieron en juegos y propuestas lúdicas en grupo para fomentar también el trabajo en equipo. Con el patio de Salesianos como base de operaciones, llegó el turno del campamento urbano, buque insignia de los veranos del colectivo juvenil. Con él, recorrieron diferentes puntos de la ciudad realizando una amplia gama de propuestas, como la plaza Mayor, el puente del Milenio o incluso visitas institucionales al Concello, la Diputación, el centro cultural Marcos Valcárcel o la CEO. 

No faltó tampoco la parte cultural, con un acercamiento a las diferentes artes urbanas como el baile o el graffiti, técnica con la que decoraron parte del muro exterior del centro educativo, dejando para la posteridad la huella del campamento urbano 2019. Teatro, realidad virtual, cocina multicultural, música, deportes, fotografía... Todo ello fue completando el intenso programa del campamento urbano, cuyas máximas pasan por la educación, la tolerancia y la responsabilidad social, valores que cada año transmiten a los jóvenes en el campamento urbano.