La Región

EL PSICÓLOGO HABLA

El móvil, herramienta interactiva en el aula

El empleo en el aula se plantea para mejorar el proceso de enseñanza- aprendizaje. ¿Es un instrumento útil o una idea absurda?

Varios jóvenes utilizando el teléfono móvil.
Varios jóvenes utilizando el teléfono móvil.
El móvil, herramienta interactiva en el aula

El teléfono móvil constituye un medio actual de comunicación y de acceso a la información entre los jóvenes, pero, a su vez, está considerado por los profesionales de la educación como un instrumento de distracción, entorpecedor de la atención y de la dinámica de clase. No obstante, consideraciones similares ya fueron superadas en relación al uso del iPAD o el Ordenador Personal en los centros educativos, las cuales, utilizadas a través de aplicaciones didácticas y Webs específicas, ejercen una efectiva labor sobre el proceso de enseñanza- aprendizaje, de forma que, en la actualidad, nadie cuestiona su efectividad en la educación. Quizás, es hora de comenzar a reflexionar sobre la posibilidad del uso del teléfono móvil como una técnica educativa amiga del aprendizaje de los estudiantes, tanto en clase, como fuera de ella, lejos de ser un elemento prohibido. 

Las razones para la utilización de los móviles se hallan ampliamente justificadas por las investigaciones actuales, las cuales, en su mayoría, concluyen que los móviles son una técnica eficaz para el desarrollo del proceso de aprendizaje, debido, entre otros factores, a que facilita nuevos espacios de aprendizaje en tiempo real, cuyo valor esencial está apoyado en metodologías interactivas (eLearning) utilizadas, tanto en tareas propias de clase, como fuera de ella. En efecto, los estudios apoyados en las Nuevas Tecnologías para la educación, como el Educause Center diseñado para la investigación aplicada de los dispositivos móviles, específicamente, referidos al uso de los teléfonos móviles, confirman que el uso del móvil puede favorecer el aprendizaje, ya que genera una conciencia individual sobre los discentes que, a su vez, se transforma en un factor atencional y motivacional central para el aprendizaje en sí mismo. Pero, además, su uso permite: 

1) Facilitar una interacción activa entre los iguales y entre éstos y los docentes durante el proceso de adquisición y desarrollo de los contenidos. 

2) Reflexionar, compartir o criticar la información- objetivo propuesta. 

3) Solucionar dudas, profundizar y/o corregir los contenidos en tiempo real, con la supervisión inmediata de los docentes. 

4) Mejorar el compromiso individual al involucrar a los estudiantes en la responsabilidad autónoma del proceso de aprendizaje mutuo. 

TÉCNICAS ELEARNING

En esta misma línea de conclusiones, destacan los resultados de la 10ª Conferencia Internacional sobre el Aprendizaje Móvil, organizada por la Asociación Internacional para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en 2014, en la cual se recogen las utilidades del uso de métodos y técnicas interactivas eLearning, entre las que el teléfono móvil ocupa un lugar destacado. Los resultados de estos análisis son concluyentes, afirmando que los móviles facilitan: 

1) La integración y disponibilidad de la información de forma inmediata. 

2) El compromiso ético sobre los estudiantes durante el proceso de aprendizaje. 

3) La reacción en tiempo real a las inquietudes y dudas sobre los contenidos. 

4) El uso flexible de las aplicaciones pedagógicas incorporadas. 

5) La realización de acuerdos sobre reuniones o actividades formativas relacionadas. 

Asimismo, las aplicaciones móviles existentes, utilizadas mediante el teléfono móvil, han sido positivamente evaluadas en relación con el desarrollo de tareas de resolución de problemas matemáticos, de física y química, biología y geología, contenidos de historia, geografía, arte, idiomas, filosofía, valores éticos u otras áreas curriculares, pero, sobre todo, han facilitado la mejora de las estrategias básicas de aprender a aprender y aprender a pensar, lo cual constituye un factor esencial clave de la efectividad y el éxito en el proceso de aprendizaje.

En síntesis, en la actualidad, el aprendizaje está sometido a un proceso de cambios constantes, rápidos y globales, por lo que la incorporación del móvil está empíricamente justificada, en cuanto es una técnica de rápida ejecución, fácil portabilidad y usabilidad, que se adapta a esta situación de cambio, siendo, además, un instrumento más funcional y significativo, debido a su proximidad a la realidad cotidiana de los estudiantes. En conclusión, es necesario dar la oportunidad al restablecimiento del impacto del teléfono móvil, tanto en el ámbito formal (la clase- el centro), como extenderlo al medio informal y no formal (familia- social), afrontar este desafío y enfrentarlo con la realidad, pues, de lo contrario, podrían estar despreciándose beneficios y ventajas educativas, que, sobradamente, han sido demostradas.