Celanova

Celanova, sin feria ni clientes

Celanova

Restricciones en Ourense

Celanova, sin feria ni clientes

20210121175747627_resultado
photo_camera La Praza Maior vacía a mediodía de ayer en Celanova. (FOTO: L.F.)
Los hosteleros se adaptan resignados a las nuevas restricciones, mientras una parte del comercio opta por adelantar el horario de cierre ante la ausencia de clientela y la necesidad de poner freno al virus

"Con sentidiño e ánimo sairemos desta nova longa noite de pedra" era la frase con la que, evocando a Celso Emilio Ferreiro, los vecinos capeaban en las redes sociales el arranque del cierre perimetral impuesto en Celanova. La entrada en vigor de las nuevas restricciones, aparejada a la decisión municipal previa de suspender la feria de los jueves, plasmaba ayer un solitario escenario en calles y plazas. "Pusimos cinco cafés en una hora", comentaban en uno de los bares con servicio para llevar, la última opción antes de echar el cierre. "Imos a aguantar. Non estamos moito dacordo, porque nos bares a xente estaba respectando, pero é o que toca", comentaban en el bar América.

Desde el Concello, el alcalde Antonio Puga comenta que "non é un problema da hostalería. Aquí os bares estiveron abertos en outubro, novembro e decembro e no Nadal tiñamos cero casos. É máis pola interacción social", a la vez que abogaba porque el cierre de la hostelería lleve aparejadas ayudas por parte de quienes les impiden trabajar. Puga, que ayer confirmó que se acordó casi por unanimidad que el pleno de aprobación de presupuestos previsto para la semana que viene se celebre por vía telemática para garantizar que todos los miembros de la Corporación puedan votar, destacó también el comportamiento social de algunos comercios al adelantar voluntariamente su hora de cierre o directamente no abrir por la tarde mientras dure esta situación. "A partir de las seis de la tarde no queda un alma por la calle, además de que muchos de nuestros clientes son de concellos de alrededor y no pueden venir", comentaba Carolina Raba, de Remendos. Rosa Rivera, de Estralos, añadía que otro de los motivos para no abrir por la tarde "é porque non temos ningún dirixente que teña a vontade de dicir ‘vamos confinarnos un mes para poder empezar outra vez o 2021’. É poñer unha medida para tratar de evitar contactos", dijo.

Información para que los agentes controlen el cumplimiento de las cuarentenas 

Desde el Concello, Antonio Puga informaba de la videoconferencia mantenida con el conselleiro de Sanidade donde reiteró la petición para que las fuerzas y cuerpos de seguridad tengan información de las personas que estén en cuarentena para, sin vulnerar la privacidad, garantizar el cumplimiento de la misma.

Desde Sanidade se le respondió que le darán una vuelta a esta cuestión, así como a la celeridad en la vacunación de los usuarios y trabajadores de los centros de día pedida por Puga. Con 43 casos activos, Celanova atraviesa uno de sus momentos más críticos de la pandemia, y eso a pesar del impacto que supuso el brote de la Residencia San Carlos en marzo de 2020. Usuarios y trabajadores recibieron ayer con gran entusiasmo y esperanza la última dosis de la vacuna.

Más en Celanova