Monterrei

"É inxusto", claman los vecinos de Monterrei ante el endurecimiento de restricciones

Monterrei

Lucha contra el coronavirus

"É inxusto", claman los vecinos de Monterrei ante el endurecimiento de restricciones

photo_camera Monterrei pasará al nivel alto de restricciones este viernes. (Vídeo: Concha Caneiro).
El Concello de Monterrei se despide del interior de los bares por una temporada, tras la decisión del comité clínico de pasar al municipio al nivel alto de restricciones, debido a un brote familiar en la aldea de Infesta.

Con 5 casos activos de covid-19 -según los datos registrados este miércoles por el Sergas-, Monterrei lamenta el crecimiento y la decisión del comité clínico de pasar desde este jueves al ayuntamiento al nivel alto de restriccioneslo que provoca que la hostelería solo pueda trabajar en exterior.

"É inxusto", es el grito colectivo de los vecinos de Albarellos, A Madalena, Villaza y otros puntos de Monterrei, que lamentan que por 5 casos aislados en Infesta -otro núcleo del concello- tengan que endurecerse las medidas en todo el territorio municipal. Aurelio Rúa insiste en que "é inxusto que teñan que castigar a todo o concello por unha aldea, que os confinen a eles e acabouse o problema".

Como él, Mari Carmen Conde, dueña del bar O Campo, también clama un "é inxusto porque os bares somos os máis perxudicados e non temos culpa, e que en Infesta nin bares hai, así que o de que se contaxian nos bares...", cansada de la situación.

Y es que la tónica general es el desánimo y el desaliento causado por la situación sanitaria actual. José Luis Suárez, alcalde de Monterrei, cuenta que la noticia "causou un pouco de desilusión, porque parecía que iamos polo mellor camiño e outra vez volta as andadas". Pero el alcalde del municipio no pierde la esperanza y aprovecha para "facer un chamamento á poboación porque non se pode baixar a garda".

Con ello concuerda Carmen González, que insiste en que hai que "ter moito coidado" y destaca que "eu vivo na Madalena e é onde mellor estamos, estamos como reis na montaña, aislados e tranquilos".

Así, Monterrei afronta su primer día con unas restricciones más duras, sin poder disfrutar del interior de los negocios hosteleros, aunque se permite la movilidad y las reuniones de no convivientes, respectando las normas vigentes.

Te puede interesar