Monterrei

Verín acepta con resignación el cierre perimetral

Monterrei

Crónica

Verín acepta con resignación el cierre perimetral

El cierre de la hostelería mantiene las calles de Verín casi desérticas (MIGUEL ÁNGEL).
photo_camera El cierre de la hostelería mantiene las calles de Verín casi desérticas (MIGUEL ÁNGEL).
Vecinos de los tres concellos afectados lo entienden y alguno aboga por el confinamiento

Con resignación e, incluso, sacrificio: "O mellor sería confinarnos a todos de novo", así hablaban ayer varios vecinos de los términos de Verín, Oímbra y Vilardevós. En estos territorios quedó establecido a primera hora de hoy jueves y por decreto expreso de Sanidade, un cierre perimetral que permitirá la movilidad entre estas localidades, pero nunca hacia el exterior -salvo por motivos laborales, educativos o sanitarios-.

El hastío y la preocupación por la pandemia parecen entremezclarse con el abatimiento de los vecinos, que piden, incluso, medidas más drásticas para acabar de una vez por todas con esta situación: "Cerrar Verín no creo que sea una medida eficaz porque si aquí dentro nos seguimos moviendo igual o juntándonos en los institutos en clases de 30 personas, pienso que no va a bajar la curva", opina Olalla Bandín, estudiante verinesa. "Creo que deberían hacer un confinamiento total", añade. 

El sector comercial de la villa lucha estos días por salir adelante pese al cierre de la hostelería y las nuevas restricciones de movilidad: "La medida era necesaria y ya en verano. Pero claro que afecta al comercio. Tenemos mucha clientela de Ourense y de Portugal", dice Natalia Fernández, de Noisiness. 

En Vilardevós, Hermelinda Sotelo muestra su preocupación por el incremento de casos. Además, lleva más de 15 días sin poder ver a su hija, que vive en Ourense. "Creo que ante todo debe primar la salud. En mi caso tengo gente mayor a mi cargo y no me puedo permitir el lujo de no extremar las precauciones. Ya llegará el tiempo de juntarnos todos", manifiesta. Del mismo modo que la estudiante verinesa, Hermelinda apuesta por un confinamiento total: "Yo creo que funcionaría mejor". En Oímbra, Luis Delgado aprobaba ayer las nuevas medidas: "Está ben. Hai que coidarse nestes tempos e así non estamos uns cos outros". 

Los regidores de los tres concellos apelaron al sentido común y al cumplimiento de las nuevas normas "a ver se salimos desta dunha vez", dijo Gerardo Seoane (Verín). "Se queremos superar a pandemia temos que poñer da nosa parte. Estamos no momento de estabilizar a situación", manifestó Ana Villarino (Oímbra). "Esto non é unha broma. Pedimos sentido común", añadió Manuel Cardoso (Vilardevós).