Monterrei

Vilaza blinda su iglesia para evitar nuevos robos

Monterrei

MONTERREI

Vilaza blinda su iglesia para evitar nuevos robos

La puerta fue reforzada con nuevas cerraduras para impedir la entrada de los ladrones
photo_camera La puerta fue reforzada con nuevas cerraduras para impedir la entrada de los ladrones

Una empresa cambió cerraduras e instaló cerrojos y sistemas de alarma

Los ladrones lo tienen un poco más difícil para volver a forzar la puerta de la iglesia de Vilaza (Monterrei) y entrar a robar al interior como sucedió el pasado 18 de octubre, cuando se llevaron las limosnas que había en varios petos.

El Concello y los feligreses decidieron reforzar las puertas de acceso al templo, dotándolas de nuevas cerraduras y grandes cerrojos de hierro para impedir que puedan abrirse desde el exterior.

Las puertas son de madera y la empresa que llevó a cabo los trabajos eliminó todas las holguras que se formaban entre las distintas tablas para que los ladrones no puedan aprovecharlas para introducir un hierro y destrozar la madera.

El Concello tenía previsto instalar puertas blindadas, pero al final se optó por mejorar las existentes al entender, según el alcalde, José Luis Suárez Conde, que "son seguras" para proteger lo que hay en el interior del templo.

La iglesia parroquial de Vilaza ya registró dos robos en los últimos tres años, pero lo que los feligreses decidieron, en colaboración con el Obispado, retirar todo lo que hay de valor (tallas y objetos de plata) y custodiarlos en domicilios particulares. "En la iglesia ya hay muy poco que robar" , explicó José Luis Suárez Conde.

La mejora de las puertas incluyó la instalación de sistemas de alarma. Los vecinos decidieron extremar la vigilancia y están atentos a los movimientos de cualquier extraño que se acerque al templo, situado en el centro de la localidad. También se dotó a la zona de más iluminación para suprimir puntos oscuros durante la noche que puedan aprovechar los delincuentes.