O Carballiño

La retirada de los bolardos reduce las zonas peatonales

O Carballiño

La medida, pensada para permitir el paso de vehículos de emergencias, recibe críticas de los vecinos

La retirada de los bolardos reduce las zonas peatonales

Los peatones están perdiendo espacio para su libre movimiento en el centro urbano de Carballiño, debido a las medidas de seguridad impulsadas por el Concello para facilitar el acceso a los vehículos de emergencias en caso de algún siniestro y evitar situaciones como la registrada en el incendio del pasado 12 de noviembre.
Así, la eliminación de los bolardos que delimitaban amplias franjas peatonales en las plazas de la Alameda y do Emigrante han dado paso a una invasión de coches, que ocupan aquellas zonas donde anteriormente el estacionamiento estaba prohibido.

En el caso de la calle Alameda, la Concejalía de Tráfico ha diseñado un aparcamiento para ambulancias y personas discapacitadas en la zona hasta ahora peatonal, obligando a los transeúntes a caminar por el carril de circulación de automóviles. Unas medidas que Adolfo Nogueira, concejal del PSOE en la Corporación carballiñesa, considera 'están a provocar o efecto contrario ó previsto polo Concello, é dicir, causando inseguridade nos cidadáns'.

Por este motivo, solicitarán de la alcaldía que se restituyan los bolardos de protección peatonal, 'xa que calquera día pode ocurrir un accidente que teñamos que lamentar'.

Estos cambios también generan malestar entre los vecinos de las calles Perfectino Viéitez y Cánovas del Castillo, en las que se están suprimiendo los bolardos que permiten en la actualidad su uso peatonal. El alcalde, Argimiro Marnotes, apunta que 'solicitaremos da Policía Local un informe para poder compaxinar o paseo co tráfico rodado'.