La Región

O CARBALLIÑO

Una pulpeira gana la puja a Florindo en la subasta de Arcos

Celia López y Camilo Pereira pagaron 6.100 euros por introducir la imagen, venciendo en la puja a la familia de Florindo González
Camilo Pereira y su familia introdujeron la figura de la virgen en la iglesia. (Foto: José Paz)
Camilo Pereira y su familia introdujeron la figura de la virgen en la iglesia. (Foto: José Paz)
Una pulpeira gana la puja a Florindo en la subasta de Arcos

La familia de Florindo González perdió este año la puja para introducir en la iglesia la imagen de Santa María de Arcos. La ausencia del patriarca, que nunca se había perdido la misa de las fiestas patronales de Arcos, condicionó sin lugar a dudas el resultado de este tradicional ritual, por el que llegó a pagar algún año hasta 9.000 euros. El empresario carballiñés mantenía la oferta más alta desde principios de la década de los 80 del siglo pasado para cumplir una promesa que había hecho a raíz de que se salvara uno de sus barcos en alta mar durante una tormenta.

Un dolor de espalda, a sus 92 años, le impidió asistir y fueron sus hijos y nietos los que pujaron por las andas de la Virgen. Nadie se esperaba el resultado. La subasta empezaba por la mano derecha y fue subiendo de 50 en 50 euros en la disputa protagonizada por Mónica González, nieta de Florindo González, y otra vecina de Arcos, Celia López, que sorprendía a los presentes cuando la cantidad alcanzaba los 3.000 euros y la doblaba de repente a 6.000. La familia de Florindo González, no siguió pujando y cedía también la anda izquierda por 100 euros.

De esta forma fue como después de más de 30 años, la imagen accedía al interior de la iglesia tras la procesión de la mano de Camilo Pereira y Celia López, pulpeiros de Arcos, en la actualidad jubilados, pero con pulperías en Melide y Monterroso, regentadas por sus hijos.

Jesús González manifestaba que hace años que compiten ambas familias por el privilegio de entrar a la Virgen en la iglesia, y ya que "este ano non veu meu pai, tamén teñen todo o dereito do mundo".

La procesión estuvo acompañada por la Banda de Celanova y la de Vilatuxe tocará el día 17, ambas contratadas por Florindo González. Este viernes, por tradición, no hay fiesta, al coincidir con la feria de Carballiño. Este año tampoco hay verbena hasta mañana domingo.