La Región

O RIBEIRO

El debate sobre ampliar viñedo levanta suspicacias en el sector

Medianas bodegas, "colleiteiros" y sindicatos rechazan extender los límites de la Denominación

Una de las plantaciones de viñedo de la Denominación de Origen Ribeiro. (MARTIÑO PINAL)
Una de las plantaciones de viñedo de la Denominación de Origen Ribeiro. (MARTIÑO PINAL)
El debate sobre ampliar viñedo levanta suspicacias en el sector

O Ribeiro tiene sus esperanzas de futuro depositadas en el plan estratégico en el que está trabajando la Xunta de Galicia y, concretamente, en el proyecto de movilización de las tierras que consiste en la recuperación de aquellas superficies que fueron viñedos productivos en su día y que ahora están abandonados, con el fin de crear parcelas que resulten rentables.  En ese sentido se han pronunciado las pequeñas y medianas bodegas (menos de 400.000 litros de producción al año); también los "colleiteiros", el sindicato Unións Agrarias, e incluso el presidente del Consejo Regulador que apuesta por buscar soluciones dentro de los límites de la denominación. De esta forma, la mayor parte del sector se posiciona en contra de la alternativa de ampliar esta Denominación de Origen Ribeiro a zonas en las que ya hay terrenos amparados y con vistas a conseguir parcelas de mayor superficie para lograr una mayor rentabilidad.

Las reacciones se producen a raíz del anuncio por parte de la alcaldesa de San Amaro, María del Carmen Pérez, de que tiene previsto presentar una solicitud formal ante el Consejo Regulador para que se incorpore más superficie de este municipio, en el que solamente una finca está amparada.

El presidente de la Cooperativa Vitivinícola del Ribeiro (bodega Viña Costeira), Andrés Rodríguez, considera que la falta de aprovisionamiento de uva "va a ser un problema en el futuro", y que por eso hay que ver la propuesta que hará la Consellería de Medio Rural y además también se deberá abordar en el pleno del Consejo Regulador otras posibilidades de solución, entre ellas la ampliación de la denominación, aunque "esta posibilidad no la valoro si la solución está dentro de O Ribeiro", matiza.

José Manuel Martínez Juste, que representa a las pequeñas y medianas bodegas, apuesta por mantener los límites históricos y que "seamos capaces de sacar rentabilidad,". En esa línea defiende la alta calidad y la producción a escala humana como valores añadidos, porque "lo que tenemos es un territorio único, variedades únicas y un clima único". Unións Agrarias, también afirma que "O Ribeiro ten un marcado carácter social que axuda a garantir a substentabilidade demográfica e ambiental das zonas produtoras. Esta realidade choca coas  pretensións das adegas de crear grandes plantacións".


Plan de movilización de tierras


La Asociación de Colleiteiros Embotelladores do Ribeiro se manifiesta "absolutamente en contra de la ampliación de los límites de la denominación. Tal como se expresó en las reuniones con el equipo de desarrollo del nuevo plan estratégico el pasado 4 de julio en la sede del Consejo Regulador, si bien es cierto que es necesario conseguir aumentar la superficie de viñedo, la solución no pasa por aumentar los límites de la D.O. sino por recuperar los cientos de hectáreas de viñedo abandonado que hay dentro de dichos límites", matiza el presidente, Brais Iglesias. En ese sentido señala que "hoy los vinos del Ribeiro, especialmente los de colleiteiro y pequeñas bodegas, compiten entre los mejores, consiguiendo premios internacionales".

El presidente del Consejo Regulador, Juan Casares, señala que en estos momentos "no hay ninguna intención de ampliar el territorio de la denominación", matizando que si algún concello está interesado sería "una decisión a debatir en el pleno". Casares reconoce que existe un problema de inmovilización de las tierras "que debemos resolver nosotros internamente". Para ello, indica que un equipo de 10 profesores universitarios realiza un estudio sobre las posibles medidas a implementar.