La Región

OPERACIÓN NANVERRIL

Siete detenidos en la operación de droga iniciada en Ribadavia

Les decomisaron 20.000 dosis en puntos de venta en O Ribeiro, Milladoiro, Brión Catoira, Cambados y Boiro

La droga, dinero y resto de material intervenido durante la redada.
La droga, dinero y resto de material intervenido durante la redada.
Siete detenidos en la operación de droga iniciada en Ribadavia

La operación antidroga "Nanverril", que iniciaron los agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Ourense el pasado día 1 de mayo en Ribadavia, acabó con siete personas detenidas y la intervención de 20.000 dosis de sustancias estupefacientes, que en el mercado rondarían los 200.000 euros.

Los detenidos obedecen a las iniciales F.V.M., de 41 años; F.S.M. (54), E.C.M. (39), A.T.C. (46), J.A.R. (46), C.P.A. (36) y J.R.R. (32). Dos residen en las comarcas de Carballiño y Ribadavia y los restantes en Pontevedra y A Coruña. Tres ingresaron en prisión.

Los agentes iniciaron la operación después de tener conocimiento de que un vehículo iba a introducir cocaína en un punto de venta al menudeo en la capital de O Ribeiro. La Guardia Civil, según dio a conocer entonces La Región, ya llevaba más de un mes vigilando el trapicheo en la capital de O Ribeiro, tras recibir quejas vecinales.

Tras la intervención del automóvil, los guardias civiles descubrieron una red estable de tráfico de drogas a mediana escala asentada en Catoira (Pontevedra), que se encargaba de suministrar sustancias estupefacientes a otras personas para la venta al menudeo en Boiro, Brión, Milladoiro y Carballo (A Coruña), Cambados y A Garda (Pontevedra) y Carballiño y Ribadavia (Ourense). 


Escondían  la droga en un zulo en una vivienda de Catoira


Con las siete detenciones, la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil da por desarticulada una red organizada dedicada al tráfico de drogas entre las provincias de Ourense, Pontevedra y A Coruña. Los agentes, además de las 20.000 dosis de sustancias estupefacientes (entre las que había heroína, cocaína, anfetamina,  marihuana y hachís), decomisaron en cinco registros domiciliarios dos automóviles, siete teléfonos móviles, dinero en efectivos y sustancias de corte para la manipulación de la droga. Los detenidos disponían de un zulo  sellado (abría con ventosa) en una de las viviendas para esconder las sustancias estupefacientes. La operación, en la que colaboró la Comandancia de Pontevedra, estuvo coordinada por el Juzgado de Instrucción de Ribadavia y la Fiscalía Antidroga de Ourense.