O Ribeiro

Ridimoas denuncia la sustracción de letreros

O Ribeiro

Ridimoas denuncia la sustracción de letreros

La Asociación Cultural - Ecológica Ridimoas presentó una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil para que se investigue la desaparición de ocho letreros colocados por la entidad en el bosque que tiene en propiedad en los que se advertía que está prohibido cazar. Fue el presidente de la asociación, Pablo Rodríguez, quien tramitó la denuncia por la sustracción de cuatro carteles dentro del término municipal de Beade, en donde está la mayor superficie del Bosque de Ridimoas, y otras dos en el municipio de Leiro. 

Las señales colocadas en el bosque de ridimoas, en los municipios de beade y leiro, prohíben cazar 

Los indicadores estaban clavados en el suelo con soportes de castaño y la asociación valora lo sustraído en aproximadamente 470 euros, correspondientes al material empleado y su colocación. El denunciante sospecha, tal y como se recoge en la denuncia, que los autores pueden haber sido cazadores del entorno. "Os dereitos cinexéticos son do propietario da terra, e por iso, non teñen ningún dereito a cazar neste bosque", matiza Pablo Rodríguez, quien asegura que pese a los carteles "teño visto cazadores na zona", refiriéndose al entorno del regato de Caldelas.

También señala el presidente de la entidad y así lo hace constar en la denuncia que no es la primera vez que desaparecen las señales del Bosque de Ridimoas, y que dado que ya ha sucedido en varias ocasiones, la entidad ha decidido ahora presentar la correspondiente denuncia.

Además de proteger con esta medida el hábitat natural de Ridimoas, Pablo Rodríguez insiste en que esa zona en la que sustrajeron los letreros es frecuentemente visitada por miembros de la asociación y estudiantes.