Trives

De artista en los fogones a servir como voluntario en Trives

Trives

De artista en los fogones a servir como voluntario en Trives

photo_camera A la izquierda, Anxo Fernández, entre fogones. A la derecha, con efectivos de la Protección Civil.
El cierre por las restricciones del covid-19 del hostal que gestiona -"La Viuda"- no dejó inactivo a Anxo Fernández. El cocinero aumentó su espíritu solidario durante este tiempo, formándose para entrar en Protección Civil.

Anxo Fernández es todo un referente y uno de los cocineros más conocidos en la comarca. Rige los destinos del hostal "La Viuda", en A Pobra de Trives, donde aplicó los máximos protocolos de prevención del covid-19. Este afán por la búsqueda de la mayor seguridad no le impidió tener que echar el cierre, siguiendo las últimas restricciones de las autoridades sanitarias. "Esta situación é horrible porque non lle ves fin", afirmó.

Tras ser riguroso en la adopción de medidas para evitar los contagios, invirtiendo en máquinas purificadoras y aumentando la separación entre las mesas para ajustarse al aforo permitido, afirmó que "todo esforzo se queda pequeno, pero está claro que hoxe é máis seguro comer nun restaurante que na casa, o comensal cohíbese máis e non quita a máscara. As distancias están aseguradas e, ademais, o local normalmente conta con mellor sistema de ventilación". En este sentido, añadió: "Agora estamos cos servizos mínimos, as empresas seguen traballando e precisan de hospedaxes e restaurantes onde comer, cear ou durmir. Temos xente de Salamanca, Valladolid ou Cuenca. Son traballadores das empresas eléctricas, que nos demandan un servizo e estamos a cubrilo!".

Ante una crisis sanitaria que se prolonga, sin que pueda verse el final del túnel, y con la calma ya agotada, el cocinero trivés decidió aprovechar para ampliar su formación. Este motivo le llevó a anotarse a los cursos que permitirán su incorporación al grupo de voluntarios de Protección Civil. 

Anxo Fernández ya forma parte de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de A Pobra de Trives. Desde ella pretende "ofrecer a mellor resposta ante calqueira tipo de emerxencia que se plantee. Todos debemos ter ben presente que somos necesarios e implicarnos en prestar axuda á vecindade". Este joven chef vio en este aprendizaje una salida a la dura situación actual: "Como non nos deixan traballar, busquei unha alternativa. Necesito sentirme útil e o peor é quedarse parado".

Fernández apuntó que todo lo aprendido es aplicable a posibles circunstancias que se puedan producir en su restaurante y lo ve como una formación de calidad. Sobre este particular, explica que, además de los módulos del curso, recibió las mayores enseñanzas de manos de los voluntarios de Protección Civil. Se lo agradece y, muy especialmente, a la directiva, que  derrocha amabilidad y dedicación. 

Este empresario trivés, tras reconocer que el cierre actual está resultando particularmente duro, comentó que el aprendizaje y la formación que recibió también pueden ser de gran ayuda a mucha gente. Un comentario al que siguieron sus deseos de que el establecimiento que gestiona pueda volver a abrir en fecha próxima para "desenvolver con mimo o meu traballo".

No descuidó referirse a las tierras de Trives y el Macizo Central, afirmando que son un destino de lo más seguro para los difíciles tiempos de la crisis sanitaria del covid-19.

Te puede interesar