La Región

ZONA COB

El COB cae con honores

El conjunto que dirige Gonzalo García de Vitoria realizó un gran partido ante un Bilbao Basket que tuvo que esforzarse a fondo para llevarse la victoria

Pepo Vidal recibe la falta del jugador austriaco de Bilbao, Thomas Schreiner (JOSÉ PAZ).
Pepo Vidal recibe la falta del jugador austriaco de Bilbao, Thomas Schreiner (JOSÉ PAZ).
El COB cae con honores
RÍO OURENSE TERMAL 70 - 82 BILBAO BASKET

 

El Río Ourense Termal cayó este sábado derrotado ante el Bilbao Basket en un partido en el que demostraron que pueden competir con cualquier rival de la categoría.

No fue un partido de play off pero se pareció mucho. Dos horas de encuentro, intensidad en ambos lados de la cancha y mucho baloncesto. Y es que los 3.500 espectadores que se dieron cita en el Pazo Paco Paz disfrutaron de un excelente encuentro que se decidió en los cinco minutos finales.

Hasta ese momento, el COB, que repitió con la camiseta del Entroido, fue un contendiente más que digno para un Bilbao que tuvo que sufrir para llevarse una victoria con más margen del que indica lo visto sobre la cancha.

Otra vez, como viene siendo habitual en los partidos como local, el COB comenzó a remolque en el marcador. Davis Rozitis con seis puntos casi consecutivos mantuvo a los ourensanos en partido durante los seis primeros minutos, momento en el que el Bilbao dio el primer aviso con un parcial de 0-8 comandado por Leo Demétrio (11-18).

Un tiempo muerto de García de Vitoria reactivó a los ourensanos que con Zamora y Vidal en cancha reducieron la renta a los dos puntos, gracias a un espectacular triple del uruguayo anotado en el último segundo (16-18).

La excelente defensa de Watson sobre Lammers y el ritmo endiablado que imprimieron Zamora y Vidal dieron alas al Río Ourense Termal, que en tres minutos endosó un contundente parcial de 10-1 al Bilbao, que no reaccionó tras el tiempo de Mumbrú. Nuevo parcial de 7-2 y después, oscuridad para ambos equipos. Los últimos cinco minutos se convirtieron en un carrusel de faltas personales y tiros libres (15 hasta el descanso), con resultado positivo para los visitantes pero con triunfo al medio tiempo para los locales (37-33).

La espesura continuó durante los dos primeros minutos de la reanudación. Un triple de Van Wijk abrió el marcador y un minuto después se unió Bilbao. Tras un triple de Ott que puso el 44-36 en el marcador apareció la batería anotadora de los "hombres de negro", que con las buenas acciones ofensivas de Demétrio y los triples de Schreiner, Edu Martínez y Javi Salgado, dieron la vuelta al marcador con diez minutos por jugar en un Pazo Paco Paz con ambiente de fiesta (53-54).

La buena defensa en el inicio del último cuarto y una canasta de Zamora en la que Rafa Huertas todavía no sabe donde escondió el balón el venezolano fueron los últimos coletazos de energía de un COB que pedía oxígeno. 

Primero fue un parcial de 0-7 al que respondieron los ourensanos con un costa a costa de Van Wijk y un triple de Masters. Después, tras la cuarta falta de Rozitis que le envió al banquillo con cinco minutos por jugar, la irrupción de Lammers y Schreiner hicieron el resto.

Los de García de Vitoria aguantaron como pudieron ante un rival más fresco que terminó dominando en los dos últimos minutos, aprovechando para engordar su renta final (60-72).

El próximo fin de semana el COB vuelve a la carretera. El viernes se medirá a un Cáceres en peligro.