La Región

LEB ORO

"Play uff" para el COB

El equipo ourensano derrotó al Araberri en un partido irregular que certifica su presencia entre los mejores equipos de la liga y en la pelea por el ascenso a la Liga ACB

Jhornan Zamora entra a canasta ante el Araberri.
Jhornan Zamora entra a canasta ante el Araberri.
"Play uff" para el COB
COB 65-58 Araberri

 

El Río Ourense Termal jugará el play off de ascenso a la Liga ACB. Premio enorme a un temporada sobresaliente que curiosamente celebrará en frío. Lo valorará con el paso de la horas, cuando recuerde lo que le ha costado llegar a este punto. En caliente lo festejó con sordina. Con la sensación incuestionable de haber jugado un mal partido y la duda (eso sí es analizable) de que llega a las eliminatorias con el motor apagado. De haber cruzado la meta por inercia y pensando que 100 metros más lo habrían dejado a cuadros.

El Araberri llegó descendido y con solo siete jugadores. Su mejor referencia, Junior Robinson, se lesionó antes del descanso y aún así tuvo opciones de victoria.  Vivió de la renta inicial concedida por un COB irregular con el esfuerzo (1-9) y rodeado de un Pazo condescendiente (14-27).

Le bastó al COB con un cuarto bueno para imponer la lógica. Empujado por la seriedad de Van Wijk, el liderazgo de Zamora y e el físico de Watson. Un parcial de 24-2 evitó problemas mayores. Refrescó la memoria de ese COB intenso y valiente que justifica la ovación cerrada del Pazo al acabar el partido. Una afición que celebró la presencia en el play off con más intensidad que los jugadores.

Y es que el COB acabó con el miedo en el cuerpo  un partido que nunca debió de tener historia. Mediado el tercer cuarto mandaba por 14 (53-39) y perdonó dos triples que quizá hubiesen cambiado el sino del partido. Habría permitió descorchar champán y no tener que subir la música para poner algo de ambiente festivo.

Sobraron el primer cuarto y el último. Cuando el COB volvió a jugar al balonmano por fuera del 6,75 y a repartirse las rifas para tiros forzados a cara o cruz. 4 puntos en los últimos cinco minutos que obligaron al Araberri a creer en la remontada. Dos rebotes ofensivos consecutivos (63-58) y dos triples  desnortados de Robinson evitaron un agobio todavía mayor.

Un victoria con muy poco de lo que presumir, pero que pone la nota definitiva a un temporada con absolutamente nada que reprochar. El COB, pase lo que pase en la última jornada, jugará con los mejores equipos de la liga por haber sido uno de ellos.

Hoy seguro que valorará mucho más un play off en el que, si recupera el espíritu y las piernas, será tan competitivo como cualquiera.