Zona COB

Volver a empezar

Zona COB

LEB ORO

Volver a empezar

Piña final del equipo ourensano tras el duelo (A.C.)
photo_cameraPiña final del equipo ourensano tras el duelo (A.C.)

El COB tiene que repetir la pócima que lo llevó hasta las puertas del ascenso: retener todo lo bueno y progresar

El COB se encontrará la próxima temporada con una LEB Oro que mantendrá la inercia ascendente de las últimas campañas. Un liga con tres equipos gallegos, proyecto que caen de la ACB y otros que volverán a tener el objetivo innegociable de ascender. Y al club le toca dar otro paso hacia adelante y para ello repetir la clave del éxito, avanzar.

En el primer día de las vacaciones el COB tiene que ponerse a trabajar. Recordar que la renovación de Zamora y Rozitis, la garantía de la presencia del equipo en la competición y la celeridad para empezar a negociar fichajes fueron fundamentales para cambiar de escalafón en la liga. El COB volverá a estar lejos de los proyectos con más presupuesto de la competición, pero ha demostrado que puede competir con ellos si hace las cosas. El salto a la ACB quizá solo dependa de un pasito más en el presupuesto.

Alfredo Ott decía este sábado en la rueda de prensa posterior al partido que "ha sido una alegría y una ilusión llegar hasta aquí, pero veníamos con muchas ganar de conseguir el ascenso. Ojalá el año que viene volvamos a intentarlo".

El mensaje de Ott no para la galería. Ott, Van Wijk, Rodríguez, Watson o Vidal son los Zamora y Rozitis de la temporada pasada. Cada una de esas piezas que el club consiga retener será un paso de gigante para volver a firmar una temporada ilusionante.

El club lo tiene claro. Jugadores con calidad, pero sobre todo comprometidos. La misma afición que ayer lloraba en las gradas y fuera del pabellón volverá a ilusionarse en cuanto se vuelva a hablar de baloncesto. A la que el club anuncie la primera renovación. A la que Gonzalo García de Vitoria empiece a hablar de futuro y de presente.

El COB no tiene vacaciones y lo que haga en las próximas semanas es la clave para pensar en el color que pueden tener los meses siguientes. El club ha mejorado también en los despachos y la que tengan un empujón más el crecimiento del equipo se notará.

Ourense no puede exigir la ACB, pero es justo que pueda ofrecérsele un proyecto que aspire a conseguirla. El COB ha hecho méritos para lograr ese respaldo y la respuesta de la afición justifica cualquier impulso. Toca volver a empezar. Desde ya.