Celanova

La villa de Celanova respira tras el auxilio a sus mayores

Celanova

Crisis del coronavirus

La villa de Celanova respira tras el auxilio a sus mayores

Una de las mujeres afectadas es trasladada a la ambulancia que la llevaría ayer por la noche de Celanova a Molgas. Foto: Xesús Fariñas
photo_cameraUna de las mujeres afectadas es trasladada a la ambulancia que la llevaría ayer por la noche de Celanova a Molgas. Foto: Xesús Fariñas
Los usuarios del geriátrico afectados por el virus durmieron ayer en la residencia de Os Milagros

Dos ambulancias colaboraron ayer en el traslado a la residencia integral dispuesta por la Xunta en Baños de Molgas de los 11 usuarios afectados por coronavirus que permanecían en el geriátrico San Carlos de Celanova. Al cierre de esta edición, el número de casos registrados en el centro celanovés ascendía a 28 (15 trabajadoras y 13 usuarios) y está pendiente de conocer el resultado de los test realizados el lunes a la totalidad de los residentes.

El operativo se puso en marcha casi a la misma hora que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, comparecía ante los medios para anunciar estas y otras medidas en la batalla contra el coronavirus, como que la Residencia de Celanova -como el resto de geriátricos privados de Galicia- pasa ahora a estar tutelada por las autoridades sanitarias. Los gestores de San Carlos deberán informar de su situación dos veces al día y, en base a ello, se actuará. El mantenimiento, el protocolo y la organización del centro seguirán siendo del patronato, que ayer procedía a la contratación de seis trabajadores para reforzar una plantilla mermada por las bajas (15 de las 23 trabajadoras están en cuarentena). 

El traslado de los afectados se produjo después de un domingo negro en el geriátrico celanovés, con trabajadores, patronato y administración local demandando colaboración para atender una situación crítica y sofocada, en parte, por la visita de la UME el lunes en labores de desinfección y limpieza. "Sentímonos aliviados polas persoas que están ingresadas, as que se quedan e polo persoal", declaraba el alcalde de Celanova, Antonio Puga, quien desde el minuto uno colaboró con el centro para solucionar una crisis en la que ha faltado coordinación y entendimiento entre los responsables de los gobiernos autonómico y central. La guerra por ver de quién eran las competencias provocó una larga espera para los protagonistas y sus familias, principalmente. 

Gestión y transparencia

Con todo, el regidor celanovés expresaba su satisfacción en el sentido de que "se fixo entre todos un bo traballo" y por "empezar a ver unha saída máis adecuada a esta situación tan problemática" favoreciendo, en el caso de Celanova, la creación de dos centros de referencia para atender a los positivos en coronavirus. No obstante, "seguimos en alerta constante", dijo ante la posible aparición de nuevos positivos.

 

El PSdeG-PSOE de Ourense acusaba a Núñez Feijóo de "abandoar" a los mayores de Celanova y de desviar "de xeito doloso" las responsabilidades hacia el Gobierno del Estado "cando se trata dun asunto de competencia da propia Xunta". Los socialistas calificaron de "grave problema sociosanitario" los hechos ocurridos desde el pasado 18 de marzo en la villa cuando, según su relato, no se practicó un "protocolo urxente e eficaz" al detectarse el primer positivo que, dos días después, ascendieron a 25. Unas muestras, añaden, "realizadas o día 20 ante a insistencia do persoal médico do centro de saúde e do PAC de Celanova". En esta crisis, el PSdeG-PSOE también hecha en falta transparencia por parte de la Xunta para informar a las demás administraciones y destacó el trabajo realizado por la UME, por el Concello celanovés y el voluntariado movilizado.

Los nacionalistas de Celanova, cuyo portavoz Leopoldo Rodríguez agradeció la solidaridad mostrada por los vecinos de la comarca, urgían más agilidad en la gestión de la crisis e información sobre las medidas que se tomarán en lo sucesivo, tanto en el cuidado de los mayores afectados como en la gestión del foco de contagio y de la seguridad del resto de residentes y trabajadores. El BNG recordaba, a su vez, que la solución de trasladar a los residentes contagiados fue "rexeitada" por Sanidade tras las propuestas de las asociaciones gallegas de residencias de mayores y por la Sociedade Galega de Xerontoloxía. Un traslado que, desde el primer momento, propusieron y reclamaron desde Celanova.

Aislamiento en la comarca

La situación vivida en San Carlos ha generado una gran preocupación en la comarca, donde el 42% de la población es mayor de 65 años (7.341 de los 17.497 habitantes) y un importante número de residencias y viviendas comunitarias. En este sentido, algunas como la viviendacomunitaria de  Xacebáns -de la que es titular el Concello de Quintela de Leirado- han optado por "internar" a sus trabajadoras durante 15 días para evitar contagios.

Los familiares de los usuarios agradecen el trabajo del personal
Preocupación y agradecimiento casi a partes iguales, son los sentimientos encontrados de muchos familiares de usuarios de la residencia San Carlos, que desde el pasado jueves, han vivido con angustia la crisis generada en el geriátrico debido al alto número de usuarios afectados por el coronavirus. Tras la alarma de los primeros días, las últimas informaciones en cuanto a la contratación de personal y la intervención ayer de la Xunta ha mejorado los ánimos en el exterior. "Pásase mal, por ela e tamén polo persoal", comentaba el familiar de una de las 56 residentes que había en el centro. 
En las redes sociales, que estos últimos días se han convertido en una herramienta de comunicación con la dirección del centro, familiares, amigos y vecinos en general expresaban palabras de ánimo y gratitud por su dedicación y esfuerzo, calificándolas como las heroínas de Celanova quienes, sin capa ni escudo, han estado en la primera linea de esta batalla contra un enemigo invisible para que no les faltase de nada a los mayores.
Utilizando esa misma vía de comunicación, la dirección del centro lanzaba en las últimas horas un mensaje de tranquilidad a las familias, a quienes insistían en que seguirán informando de forma individualizada. Asimismo, agradecían públicamente la colaboración del Concello de Celanova, empresas y particulares.