INNOVACIÓN

La Molinera será un centro tecnológico

El Concello de Ourense avanza que estará operativo en el 2016 “para ser una referencia en las TIC”

La nueva sala tecnológica de la Molinera.
La nueva sala tecnológica de la Molinera.
La Molinera será un centro tecnológico

A comienzos del año 2016 estará operativo el Centro de Coñecemento de La Molinera, una dotación municipal en la que se invirtieron 1,9 millones de euros, financiados en parte con fondos de la Unión Europea. La obra lleva concluida varios meses, pero aún no está funcionando y es ahora cuando el gobierno municipal ha decidido completar los trámites pendientes para que sea realidad a corto plazo. Jorge Pumar, concejal de Promoción Económica del Concello de Ourense declaró en días pasados a La Región que la dotación “será un centro de referencia de las nuevas tecnologías de Galicia”.
En esas mismas declaraciones Pumar avanzó su pretensión de que el centro sea una instalación abierta “a los ciudadanos y con actividades participativas”, En su opinión uno de los aspectos a desarrollar es que Ourense tome una posición estratégica en dentro del networking y las tecnologías de la información y la comunicación.


En todo caso, todavía se requiere un análisis riguroso sobre el modelo de gestión que se va aplicar. Por el momento el responsable del área municipal de Promoción Económica avanza encuentros con personas o entidades del sector de las nuevas tecnología para que puedan aportar sus ideas para garantizar el funcionamiento más idóneo. El Parque Tecnológico, la Axencia para a Modernización Tecnolóxica o la Diputación podrían participar en el diseño del funcionamiento de La Molinera.
Paralelamente, el Concello busca ayudas financieras para desarrollar programas en el futuro centro. De acuerdo con la información que traslada la institución, el Centro de Coñecemento podría sacar provecho de los fondos contemplados en los planes Dusi (Desarrollo Urbano Sostenible), ya convocados.


La Molinera fue construida ha sido construida bajo el anterior mandato municipal, pero atravesó por varias vicisitudes que impidieron que La Molinera cumpliese los plazos inicialmente previstos para su apertura. La empresa constructora a la que se le había adjudicado la obra entró en concurso de acreedores, pero hace ya meses que se solventaron esos problemas. De hecho el edificio fue inaugurado, aunque sin que llegase a funcionar, pese a que algunos equipamientos fueron incorporados al edificio.


El futuro se antoja prometedor porque, según los planes del Concello, está previsto que se instale en las dependencias de La Molinera el Aula Cemit, que gestiona la Xunta y que ocupa unos locales en alquiler en la calle Progreso. El traslado permitirá un ahorro de 31.714 euros anuales por el arrendamiento a la empresa Parking Paseo.