FORO LA REGIÓN

Víctor Arufe: “La sociedad se puede cambiar si se hace desde los hogares"

El mejor docente de los "Educa Abanca 2017" presentó al público del Foro La Región las claves de la educación actual

Víctor Arufe interviene en el Foro La Región ante la mirada de Ana Garrido, que presentó al ponente, y Santiago Gómez Randulfe.
Víctor Arufe interviene en el Foro La Región ante la mirada de Ana Garrido, que presentó al ponente, y Santiago Gómez Randulfe.
Víctor Arufe: “La sociedad se puede cambiar si se hace desde los hogares"

"La educación de nuestros hijos exige mucho esfuerzo y mucha educación". Esta fue la máxima sobre la que Víctor Arufe, profesor en la Facultad de Educación de la Universidad de A Coruña y mejor docente de los "Educa Abanca 2017", asentó su intervención en el Foro La Región de la tarde de ayer. 

La ex concejala de Educación de Ourense y profesora Ana Garrido fue la encargada de presentar el personaje y el tema, ocasión que aprovechó para afirmar que sin educación, "la sociedad pierde el rumbo". 

Arufe, que acaba de publicar "La educación por escenarios. Niños educados 24 horas al día 365 días al año", compartió con el público su filosofía pedagógica, cuyo objetivo es formar a los pequeños en el éxito, "pero el éxito a ser felices, no a tener más ceros en su cuenta bancaria". Así, explicó que el primer paso para lograr una mejor educación no es otro que el de observar la sociedad, ver sus problemas y actuar en consecuencia. "Tenemos que darnos cuenta de cómo es el mundo ahora, no tiene sentido que el modelo de educación sea el mismo que el de hace 30 años", sentenció. El docente también reflexionó sobre el papel de las familias y de las escuelas: "Hay familias que te mandan a un monstruo y se quejan cuando se lo devuelves monstruo, pero oiga, ¿qué quiere?". En esa misma línea, Arufe explicó que las conductas de los niños nacen en la imitación de las de sus figuras de referencia y que por ello, el hogar se vuelve fundamental en el crecimiento. 


Las cuatro esferas


Arufe hizo hincapié en la necesidad de trabajar la salud emocional desde los primeros años de vida, tanto en el seno familiar como en las escuelas. "Todos los seres humanos tenemos cuatro esferas: la social, la afectiva, la psíquica y la física. Tienen que estar equilibradas para sentirnos bien, y tenemos que enseñar las herramientas para hacerlo". El profesor también destacó la importancia del deporte en este equilibrio y realzó su capacidad para trasmitir valores como el esfuerzo, el respeto o la motivación. Asimismo, aprovechó la ocasión para recordar que el actual sistema educativo no contempla las necesidades reales de los estudiantes en sus planes educativos: "Plástica o educación física, asignaturas muy relevantes, son tratados como la propina de educación". 

Las escuelas, tal y como apuntó el docente, deberían formar a los alumnos para ser capaces de enfrentarse con el mundo exterior, "en vez de criarlos en una esfera aparte que no tiene nada que ver con lo que hay fuera". Arufe recordó que la infancia marca el camino de la adultez y que, por ello, la educación de los primeros años es trascendental: "La sociedad se puede cambiar, pero solo desde los hogares". Por ello, animó a los presentes, padres y educadores, en su gran mayoría, a hacerlo lo mejor posible y a tener valor para enfrentarse a los posibles desafíos.