VIGO

Serpens, ya en órbita, lleva de nuevo a Vigo al espacio

Fue diseñado por la Universidad de Vigo en colaboración con investigadores de Brasil y hoy se espera que sobrevuele la ciudad

El tercer satélite con sello vigués en el momento de salir de la Estación Espacial Internacional.
El tercer satélite con sello vigués en el momento de salir de la Estación Espacial Internacional.
Serpens, ya en órbita, lleva de nuevo a Vigo al espacio

El picosatélite Serpens, diseñado por la Agencia Espacial Brasileña y la Agrupación Estratégica Aeroespacial de la Universidad de Vigo, ya está en órbita tras ser lanzado ayer desde la Estación Espacial Internacional, adonde había viajado previamente a bordo de la nave de cargo Kounotori5.

Una vez finalizada la puesta en marcha, que puede durar varios días, comenzará una nueva fase de comprobación del estado de salud del prototipo y sus sistemas, y si todo sale bien, se iniciarán las primeras mediciones, informó la Universidad de Vigo en su diario digital.

Al cabo de una semana arrancarán las pruebas para recibir datos desde los diferentes sensores de bajo coste situados tanto en Brasil como en España.

La idea es hacer pruebas para poder monitorizar, por ejemplo, parámetros de la cuenca hidrográfica del Amazonas, así como otros datos de carácter climático o industrial, ya que el proyecto Serpens contempla la instalación de terminales en diferentes puntos de Brasil, a las que se suman las existentes en Vigo o Pontevedra.

La vida útil prevista de este picosatélite será de alrededor de seis meses debido a la escasa altura de la órbita en la que fue inyectado.

El Serpens es el tercer nanosatélite con sello vigués que sale al espacio, después del Xatcobeo y el Humsat, ambos diseñados íntegramente en la Universidad de Vigo. Se trata del segundo satélite de la constelación Humsat, un proyecto liderado por la Universidad de Vigo y auspiciado por la ONU y por la Agencia Espacial Europea que está dirigido a conocer si una constelación de pequeños satélites podría permitir el fomento de las capacidades del sector espacial en países emergentes.

Han participado en el proyecto las universidades brasileñas de Minas Gerais, Federal de Santa Catarina y Federal do ABC, así como el Instituto Federal Fluminese, la Morehead State University, la California State Politechnic de Estados Unidos, y la universidad italiana de Sapienza.