ATLETISMO

La Costiña de Canedo, primer reto del año superado por los ourensanos

Ni el frío ni el madrugón impidieron que muchos participaran en esta cita en el que el objetivo es "superarse a uno mismo"

La Costiña de Canedo, primer reto del año superado por los ourensanos

Si las San Silvestres y la Derradeira son eventos clásicos para despedir el año, la Costiña de Canedo lo es para iniciarlo con toda la energía.
La peculiar cita deportiva ourensana, que esta temporada cumplía 26 ediciones de existencia, quiso volver a sus orígenes reuniendo a un grupo de amigos y compañeros en torno a la práctica deportiva, sin dorsales ni cronometrajes, a la antigua usanza.

De esta forma, a partir de las 12 del mediodía, los aventureros y valientes runners se lanzaron a conquistar la montaña, cuyo desnivel supera en algunos de sus puntos el 17% de desnivel.

No importó si era corriendo, andando o en bicicleta, lo importante fue disfrutar de una mañana de deporte para estrenar el año 2019.