ESCALADA

Doce horas subiendo sin cesar en el Cañón del Sil

La Xuntanza-Maratón de Escalada reunió en la localidad ourensana a 31 deportistas bajo el formato cordada en una prueba que por primera vez no tuvo carácter de competición

Ascensión de uno de los deportistas en el cañón do Sil.
Ascensión de uno de los deportistas en el cañón do Sil.
Doce horas subiendo sin cesar en el Cañón del Sil

Un total de 31 deportistas, que completaron 15 cordadas, tomaron parte en la VI Xuntanza-Maratón de Escalada "Canón do Sil", que se prolongó durante 12 horas a partir de las ocho y media de la mañana. Con un formato cordada (dos deportistas) se trataba de escalar el máximo número posible de vías de escalada. Eso sí, A diferencia de otras ediciones, esta vez la prueba no tuvo carácter competitivo. "Queríamos ver si la gente respondía de una forma diferente", subraya desde la organización Manuel Veiga Rial.

La intención de los organizadores era "que viniese gente de otras zonas. Y lo conseguimos, vinieron escaladores de Vigo, de Ferrol, de A Coruña. Además de los llamémosele locales. Queríamos dar a conocer el cañón do Sil, además de nuestra escuela. La verdad, quedamos satisfechos", resume Veiga Rial.
Sin embargo, de cara a la edición de 2019 se decanta por volver a hacer la prueba competitiva. "Me convence un poco más, parece que si hay algo en juego, el esfuerzo es mayor. Pero es algo que tendremos que barajar", finaliza.