URBANISMO

La casa de la exedil de Verín Carmen Pardo, sin licencia

El Tribunal Superior de Xustiza da la razón al gobierno municipal y considera que ocupa suelo rústico

La vivienda de Carmen Pardo, en una imagen tomada en la tarde de ayer.
La vivienda de Carmen Pardo, en una imagen tomada en la tarde de ayer.
La casa de la exedil de Verín Carmen Pardo, sin licencia

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia emitió el fallo al recurso que en su día presentó Carmen Pardo - la exteniente de alcalde del Concello de Verín en la etapa de Juan Manuel Jiménez Morán, que más tarde concluiría su carrera política en el Parlamento de Galicia después de ocupar la Secretaría Xeral de Turismo- por el que confirma la anulación practicada por el grupo de gobierno actual a la concesión de prórroga para la licencia de obra de la vivienda que en su día, y fuera de la legalidad vigente según recoge la sentencia, otorgó el Ejecutivo municipal liderado por Juan Manuel Jiménez. 

Según el fallo de la Sección Segunda de la Sala de la Contencioso-administrativo del alto Tribunal, "procede la desestimación del recurso de apelación interpuesto por Doña Carmen Pardo López (...) confirmando la nulidad de la prórroga de la licencia" que se concedió en 19 de octubre de 2012, tres días después de que se solicitase, cuando ya el suelo sobre el que se pretendía levantar la vivienda había adquirido nuevamente la condición de rústico después de la anulación del plan ordenación urbanística del 2007, aprobado por la Corporación municipal siendo alcalde Juan Manuel Jiménez Morán. 

Según explican los magistrados en el fallo del recurso de apelación, "a la fecha de la solicitud y concesión de la prórroga, rigen las Normas Subsidiarias, es suelo rústico, no se le puede dar licencia (...), y por ello se considera conforme a derecho la suspensión de los efectos de la prórroga al ser nula porque se ha autorizado la continuación de unas obras que en ese momento constituyen una infracción urbanística muy grave (artículo 217.2 de la Lei de Ordenación Urbanística de Galicia)".

Carmen Pardo solicitó en su día autorización para construir una vivienda en su localidad natal, Verín. Le fue concedida licencia municipal el 3 de abril de 2009 y autorizado el inicio de la ejecución de la obra por decreto del 20 de octubre del 2009. Sin embargo, no comenzó las obras y se vio obligada a solicitar una prórroga de la licencia de las mismas para ampliar el plazo de finalización, que le fue concedida el 19 de octubre de 2012. En ese momento, al haber sido anulado el planeamiento de Verín y al necesariamente deber ajustarse la concesión de la pórroga de la licencia a la vigente legalidad urbanística -esto es, la aplicación de las Normas Subsidiarias tras la anulación del plan general del 2007-, nunca debió aprobarse la prórroga por el Concello de Verín. 

La pérdida de la alcaldía de Jiménez Morán y la entrada del bipartito en las labores del gobierno llevó a éste a la revisión de algunos de los acuerdos del anterior. Fue entonces cuando el actual alcalde consideró que se ajustaba a derecho anular la prórroga concedida tres años antes de tomar y después de que también mediasen varias denuncias de particulares. A la vista de la sentencia, que es recurrible ante el Tribunal Supremo, el gobierno municipal de Verín pondrá el veredicto en manos de la Axencia da Protección da Legalidade Urbanística para que adopte la decisión que proceda sobre la citada construcción.

Queda pendiente el expediente de nulidad municipal

El letrado del Concello de Verín, Miguel Diéguez, se mostraba satisfecho por la resolución del Tribunal Superior de Xustiza, de la que dice que "quedó evidenciado que la prórroga fue concedida de manera absolutamente irregular, se le concedía para rematar unas obras que ni tan siquiera había comenzado. Por tanto, los tribunales han dado la razón al alcalde y ahora queda pendiente el expediente para declarar la nulidad de la licencia concedida en su momento".

El alto tribunal también anuló otra decisión del año 2014

No ha sido esta sentencia sobre la vivienda de Carmen Pardo la única que ha resultado favorable al Concello de Verín siendo ya regidor Gerardo Seoane. El Tribunal Superior de Xustiza también avaló el acuerdo de la Junta de Gobierno Local de Verín de 26 de octubre de 2015 por el que se suspendía la licencia municipal de obras para la legalización de una edificación de planta baja y reforma para su adaptación a la normativa vigente en la aldea de 

Caldeliñas. Anulaba así el alto tribunal la licencia concedida por decreto de la Alcaldía con fecha de 3 de julio de 2014, siendo alcalde Juan Manuel Jiménez Morán. 

En este caso, y según consta en el fallo, el grupo de gobierno anterior concedió una licencia que "del examen de las actuaciones resulta que la licencia era para adaptar las edificaciones al entorno rural y que sirviesen así a la explotación agrícola que en teoría había en la finca, constatándose con posterioridad la ausencia de dicha explotación". El actual grupo de gobierno decidió anular esta licencia, decisión que posteriormente fue recurrida en primera instancia y más tarde al alto tribunal autonómico por la afectada, recursos que no prosperaron. 

Durante la jornada de ayer este medio intentó infructuosamente contactar con Juan Manuel Jiménez Morán para recabar su opinión sobre estas sentencias.