MONTERREI

Halladas pinturas rupestres en una cuarcita de la comarca de Monterrei

Dos investigadores localizaron de manera fortuita un grabado que podría proceder del Neolítico 

Halladas pinturas rupestres en una cuarcita de la comarca de Monterrei

Dos investigadores, Bruno Rúa y José Luis Lozano, acaban de hacer público el hallazgo de una pintura rupestre que podría datar de una etapa tan remota como el Neolítico. La roca en la que se hallan, descubierta de manera accidental en los primeros días del pasado mes de octubre de 2017, está situada en la franja oriental de la comarca de Monterrei -todo hace indicar que está ubicada entre los concellos de Vilardevós, Riós y A Gudiña, aunque los responsables del descubrimiento no han querido precisar su ubicación exacta porque quieren preservar la integridad de las pinturas hasta que no concluyan los trabajos de investigación y datación-. Se trata, como ligeramente se puede apreciar en la imagen, de una serie de grabados en tonos ocres que "poderían corresponderse a un periodo tan amplo que se abrangue dende o Neolítico ata a Idade de Bronce, non queremos facilitar ningunha data concreta porque non estamos en disposición de afinar tanto", dice Bruno Rúa.

El hallazgo cuenta con el aval de las instituciones universitarias de Vigo y Santiago de Compostela, e incluso una de las mayores expertas de pinturas rupestres en Portugal, Lara Bacelar, ha confirmado su autenticidad y la importancia del descubrimiento fortuito de la mencionada roca.

En estos momentos, la Dirección Xeral de Patrimonio ya trabaja en el plan de conservación necesario para preservar la piedra y el entorno. Uno de los mayores expertos gallegos en la investigación de pinturas rupestres, Fernando Carrera, será el responsable de su redacción.

Bruno Rúa explicó que este descubrimiento "evidentemente no é comparable ás pinturas de Altamira, pero si é indicativo de que esta comarca, a do Támega, foi fronteira das dúas rexións bioclimáticas ben diferenciadas que separaron no seu día a Península Ibérica. Do Támega cara Occidente, a maioría dos achádegos están sendo de petróglifos, representativos dos asentamentos que nesa franxa se deron en etapas pretéritas. Na rexión mediterránea, as saídas artísticas eran máis de pintura rupestre. Por iso se atoparon no Bierzo ou en Portugal, e todo facía indicar que aquí tamén se atoparían, pero como non se atopaban, pois non se buscaban", asegura el investigador verinense.