UN ABREVADERO PROVOCÓ EN 1833 EL CONFLICTO DE LINDES QUE GANÓ EL PUEBLO ZAMORANO DE HERMISENDE

A Mezquita pierde el dominio sobre el Penedo dos Tres Reinos

'Xa non merece a pena seguir loitando.
A Mezquita pierde el dominio sobre el Penedo dos Tres Reinos
O monte non ten ningún valor, non sirve para nada'. Con estas palabras resumía el presidente de los comuneros de Cádavos (A Mezquita), Francisco Antonio García, el sentir de sus convecinos tras conocer la resolución del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que otorga al municipio de Hermisende (Zamora) una franja de terreno que reclamaban ya desde el reinado de Isabel II como suya. El fallo otorga a Zamora la emblemática roca conocida como Penedo dos Tres Reinos. 'Nós temos razón neste conflicto, pero imos deixalo, porque plantexar un proceso xudicial podería saír costoso e non estamos tendo axudas de ningún organismo autonómico, nin nos asesoran', se quejó García Fornos.

La resolución del citado ministerio fija definitivamente a lo largo de un kilómetro los lindes entre las provincias de Ourense y Zamora, basándose en la cartografía del levantamiento topográfico que realizó el Instituto Geográfico Nacional en el año 1911, trabajos que favorecieron un litigio que, según el alcalde de A Mezquita, Rafael Pérez, ya se venía arrastrando, pese a los múltiples intentos de acuerdo, desde el año 1833.




ABREVADERO DE GANADO

La nueva situación beneficia al Ayuntamiento de Hermisende, más en concreto a los comuneros de Castromil, que ganan 15 hectáreas de terreno en dos puntos diferentes de la franja fronteriza en detrimento de Cádavos. De esta superficie, cinco son monte raso y están situadas en la zona conocida como Requixada. Las restantes son el paraje natural conocido como Penedo dos Tres Reinos, en el que confluyen los límites de Galicia, Zamora y Portugal, que ahora pasa a Hermisende.

En la citada roca hay esculpidas varias cruces, y las letras 'E', de España y 'P', de Portugal, para delimitar la frontera. Al lado hay una fuente, cuya agua es conducida a un abrevadero para el ganado, que fue el que desencadenó la polémica en el reinado de Isabel II, sin que desde entonces se llegara a un acuerdo sobre su titularidad. Eso sí, la disputas llevadas a cabo en el año 1933 concluyeron en que el abrevadero, según los documentos que conserva Francisco Antonio García, puede ser utilizado por los ganaderos Vinhais (Portugal), A Mezquita y Hermisende para dar de beber a sus rebaños. 'Hai dous séculos, o enfrentamento aínda tiña sentido, pero agora apenas hai ovellas e vacas. Ademáis, entendo que continuamos tendo dereito sobre a auga', destaca el presidente de los comuneros.

La fijación definitiva de los límites entre Ourense y Zamora, según Francisco Antonio García, no ocasionan ningún trastorno a los vecinos a la hora de acceder a sus propiedades. 'Todo vai seguir igual. O problema só pode afectar a hora de facer repoblacións no monte', añdió García.

El alcalde de Hermisende, José Ignacio González, también reconoce que la fijación de la frontera no acarrea problemas a los vecinos, 'é mais ben unha unha cuestión simbólica', apuntó.