MONTERREI

La Xunta reabre el albergue de peregrinos en Verín

Los trabajos de remodelación ascenderán a más de 142.000 euros.

El Albergue de Peregrinos en Verín.
El Albergue de Peregrinos en Verín.

El vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, ha asistido hoy a la reapertura del albergue de Peregrinos 'Casa do Asistente' de Verín, que ha abierto nuevamente sus puertas tras concluir los trabajos de remodelación, cuya cuantía ascendió a más de 142.000 euros. Esto permitirá a la villa ourensana acoger "un mayor número de peregrinos".

En su intervención, Rueda ha asegurado, tras la visita realizada al albergue incluido en la red pública de establecimientos del Camino de Santiago, que "mejor uso no se le podía dar" a esta infraestructura, que esperan que atraiga una "enorme afluencia" de peregrinos, coincidiendo con las fechas de la Semana Santa.

Con este albergue, el Gobierno gallego quiere "ofrecer a los peregrinos un nuevo albergue de la Xunta", a la par que "dignificar los lugares y darle facilidades a los peregrinos que se quieran acercar a hacer el Camino de Santiago por las diferentes rutas".

"Cumplimos así nuestra obligación, la de las administraciones, para conseguir seguir haciendo del Camino ese pequeño milagro de afluencia de gente con dinamización de sitios por los que pasan", ha indicado Rueda.

Asimismo, ha destacado que este edificio sumado a la "inminente" apertura de un albergue en Xinzo y a los existentes en Viladerrei (Trasmirás) y Sandiás, permitirán ofertar un total de 106 plazas a los peregrinos que realicen la Vía de la Plata.

La visita ha contado con la presencia de la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, la delegada de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz, y el alcalde de Verín, Gerardo Seoane.

Durante la misma, el vicepresidente de la Xunta ha destacado el trabajo que está llevando a cabo el Gobierno gallego en esta Ruta Jacobea "reproduciendo el proceso exitoso realizado en el Camino francés y el portugués".

Actualmente, la red pública de albergues del Camino suma 70 albergues y más de 3.200 plazas a lo largo de las rutas jacobeas. El año pasado, estos albergues acogieron a cerca de 335.000 peregrinos.

De ellas, la Vía da Prata cuenta con 13 edificios y cuatrocientas plazas, un ruta que ha atraído el año pasado a más de nueve mil peregrinos, una cifra que el vicepresidente de la Xunta espera que "se incremente" de nuevo para que éste "vuelva a ser un año de récord de afluencia aún no siendo Año Santo".

En 2015, un total de 262.515 peregrinos recogieron la Compostela, lo que supuso un máximo histórico a pesar de no ser Año Santo y un "diez por ciento" más en relación a los peregrinos registrados en 2014, siendo más de la mitad extranjeros, unas cifras que esperan que continúen en aumento.

"En lo que va de año ya llegaron a Compostela más de 5.000 peregrinos, lo que supone un incremento de más del 28 por ciento en relación al mismo período del pasado año", ha detallado Rueda.