ACTIVIDADES

Abuelos 2.0 en la residencia de Luintra

Un grupo de 10 usuarios de la residencia San Martiño de Luintra, de la Fundación San Rosendo, participa todos los miércoles en un taller de informática ubicado a escasos metros del centro,
 en la Fundación Ferama 

La profesora Natalia Fernández enseña a utilizar Google Earth a Aderito Pérez, usuario de la residencia San Martiño.
La profesora Natalia Fernández enseña a utilizar Google Earth a Aderito Pérez, usuario de la residencia San Martiño.
Abuelos 2.0 en la residencia de Luintra

Aderito Pérez es uno de los 10 usuarios de la residencia San Martiño, perteneciente a la Fundación San Rosendo, que acude cada miércoles al aula de informática que tiene la Fundación Ferama en Luintra, en el concello de Nogueira de Ramuín, con el objetivo de sumergirse en el mundo de las nuevas tecnologías. A pesar de que nunca ha usado un ordenador, este residente está familiarizado con el programa Google Earth: "Estou intentando chegar a miña aldea, sita en Soutelo, en Esgos", apunta, mientras su profesora Natalia Fernández le indica alguna pauta para mejorar en su búsqueda. "Son o que menos tempo levo e o que máis lles da a lata", dice entre risas Aderito Pérez.

Además de visualizar sus localidades de origen, los usuarios aprovechan la sesión para escuchar música, buscar información en internet y aprender mecanografía. Es el caso de María Argentina, otra usuaria de 77 años, entretenida tecleando el himno gallego. "Nunca manexara un ordenador antes. Ao principio parecíame moi difícil pero agora xa non", indica mientras escribe la composición musical en un documento Word.

Este taller de iniciación a la informática arrancó hace cuatro años gracias a la colaboración entre las fundaciones San Rosendo y Ferama, dedicada a la organización de actividades culturales como cursos de inglés y manualidades. "Levan vindo dende o 2013. A gran maioría nunca se puxera diante dun ordenador polo que empezamos a usar o rato e teclado. É o que máis lles costa ", puntualiza la encargada del taller, Natalia Fernández. En cuanto a sus preferencias, afirma que "os xogos de estratexia gústanlle moito. Outros empregan o Google Earth para ver os sitios onde naceron ou onde traballaron".

La actividad, que dura todo el año, tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de los residentes y fortalecer su autonomía. "Con estas actividades traballan a memoria ao mesmo tempo que se divirten. Están moi activos. A algúns encántalles tanto que non poden pasar unha semana sen vir. De feito, nótaselles máis alegres". Tras su proceso de aprendizaje, el grupo de internos de la residencia obtendrá un diploma que acredite sus conocimientos. "Facémoslle unha pequena festa, con bombóns, na que falamos un pouco entre nós". La directora del centro, Rita Rodríguez, destaca también la buena acogida de esta iniciativa desde su puesta en marcha. "Cando empezou só viñan tres usuarios pero pouco a pouco foise aumentanto o número. Agora somos uns 10".

La actividad se enmarca dentro del proyecto Experiencia activa, una iniciativa puesta en marcha por la Fundación San Rosendo y que cuenta con el apoyo del diario La Región e Inditex.