ARTISTA PLÁSTICO Y ESCULTOR

Acisclo Manzano: “A pesar de los homenajes trabajaré hasta los 90 años'

A punto de cumplir 70 años, el artista Acisclo Manzano vuelve a su tierra con una muestra escultórica que estará desde hoy en la sala de exposiciones de Caixanova, y en la que mostrará sus obras más recientes en cerámica.
Acisclo Manzano: “A pesar de los homenajes trabajaré hasta los 90 años'
¿Por qué decidió emplear la cerámica en esta muestra y qué representa para usted este material?

La cerámica para mí representa la propia tierra que pisamos pues el barro es un elemento clave en mis esculturas. La cerámica es un material presente en todas las etapas de mi vida. Además, lo considero un elemento puro, igual que la madera.

Así es, recuerdo que trabajaba con las vigas olvidadas que pertenecían al Museo Arqueolóxico y que datan del siglo XII. La madera me gusta porque en ella es muy fácil contar una gran historia. Por eso yo considero que hago poesía escultórica, aunque sinceramente nunca he escrito un poema.

¿Alguna vez se inclinó por el terreno de las letras?
Pues no, porque no sé escribir como se debe. Aunque mi vida es completamente poética.

Para nada. El hueco de los que se fueron seguirá ahí para siempre, sin embargo su legado será siempre sus obras. Sinceramente yo no extraño el arte de Quessada pues sigue aquí entre nosotros. Yo soy un instrumento de mi propio arte, sin embargo el que hace esculturas no forzosamente es un artista ni un escultor. Pasa igual en el periodismo, no todos los que escriben en un periódico son periodistas, en el sentido ético.

¿Cómo se define ideológicamente?
Estoy de vacaciones en cuanto a mi ideología. Aunque he de decir que la sociedad tiene que regresar a las catacumbas, pues los políticos que hoy nos gobiernan no nos representan para nada.

¿Qué le reclamaría a la clase política ourensana?
Sin duda honradez, pues antes por lo menos éramos dueños de nuestra fincas y ahora lo único que somos es temporeros.

¿Qué le parece que Caixanova le rinda un homenaje con esta exposición?
Voy para 70 años y sigo aprendiendo. Este homenaje que me rinden se lo voy a joder porque pienso vivir y seguir trabajando hasta los 80 o 90 años. Llevo 50 años aprendiendo a modelar y a tallar, y ahora ha llegado el momento de convertirme en escultor.

¿Los temas que plasma en su obra son los mismos ahora que cuando era joven?
Sí, el tema de la femenidad esta siempre presente. Sólo escapa cuando esculpo Cristos, pues es algo muy masculino. Me gusta hacerlos a pesar de que no soy un cristiano ferviente.

Las esculturas que he cedido para que estén en las calles no son sólo mías, sino de toda la sociedad y los paseantes que las ven. Lo que sí me da pena es la falta de sensibilidad de las autoridades e instituciones para mantenerlas en buen estado. Me refiero particularmente a la que está en la calle del Paseo, enjaulada, por las obras en un edificio. Lo único que pido es que las protejan y más respeto con ellas.

¿Qué espera del público ourensano con esta exposición?
Principalmente ver si voy por buen camino artísticamente hablando. Exponer en el edificio de Caixanova es algo que me llena de emotividad, pues precisamente en la Praza Maior yo jugaba de niño a la billarda. Además, la zona vieja de la ciudad sigue siendo mi Ourense de siempre, mientras que pasando la calle del Paseo es otra cosa que nos han vendido, pero Ourense ya no es.