ENTRE SUS LABORES SE ENCUENTRA EL CUIDADO DE LOS JARDINES Y EL CONTROL DE LA TEMPERATURA DE LAS CHARCAS

La apertura de un bar amplía la oferta laboral para discapacitados en las termas de Outariz

Doce personas, ocho de ellas con discapacidad realizan durante todo el año trabajos de mantenimiento y de limpieza de las instalaciones de las termas de Outariz, incluida la regulación de la temperatura del agua, la desinfección de las charcas y las labores de jardinería. Esta iniciativa desarrollada por Aspanas, que pertenece al programa ‘Ourense Termal e Social’, pretende la incorporación de los chicos discapacitados en el ámbito social y laboral. El director de la asociación se siente emocionado y orgulloso por estos trabajos.
La apertura de un bar amplía la oferta laboral para discapacitados en las termas de Outariz
Durante todo el año, ocho personas con discapacidad intelectual y física, con la ayuda de cuatro responsables, son los encargados de realizar el mantenimiento de las Termas de Outariz y las labores de jardinería del entorno de este lugar. Estos servicios pertenecen a una iniciativa diseñada por Aspanas (Asociación de padres a favor de las personas con discapacidad intelectual de Ourense) introducida en el programa ‘Ourense Termal e Social’. Los jóvenes madrugadores se enfundan con su monos de trabajo para estar puntuales a las 6.30 de la mañana en su destino de trabajo. Según explica la coordinadora del proyecto, Sonia López, el horario depende de las semana, hay dos turnos, el de la mañana que se prolonga hasta las 13.30 horas y el de la tarde, de 14 a 22 horas.

Labores

Los chicos pertenecientes a Aspanas realizan labores de limpieza y acondicionamiento, como recoger las papeleras, limpiar los vestuarios y los baños, además se encargan del mantenimiento de las zonas ajardinadas, tratamiento del sistema de regadío, abonan el suelo, eliminan el musgo y las malas hierbas, apoyando así a la brigada de jardinería del Concello. Asimismo, reponen plantas de temporada creando un espacio ideal en el entorno de las Termas de Outa riz. A parte de todas estas labores, también se ocupan del mantenimiento de las charcas, todos los días vacían las pozas, las desinfectan y las vuelven a llenar, para después regular y controlar la temperatura del agua. Sin duda, una de las labores que agradecen más los usuarios.

Por otro lado, los encargados de los servicios se ocupan de la atención y orientación a los bañistas. Explican la utilización de las termas y sus normas básicas. Tal y como expresa la coordinadora del proyecto, los clien tes agradecen estas labores, de hecho el grupo de discapacitados se siente muy arropado por la gente, ‘están contentos y se sienten útiles’. El objetivo primordial del proyecto de Aspanas es mejorar la calidad de vida del colectivo de personas con discapacidad y favorecer su integración en el ámbito social y laboral. De la misma manera se presta una atención de calidad a la ciudadanía a través de los servicios que ofrecen las termas y fomentan nuevos puestos de trabajo para este colectivo.

Sonía López asegura que desde la asociación se ven muy recompensados: ‘Está demostrado que ellos lo pueden hacer perfectamente’. Por su parte, el director gerente de Aspanas, Juanjo Rodríguez, afirma emocionado que ‘merece la pena luchar por ellos’, aclara que en todo el año no ha habido ninguna incidencia ni queja. En su opinión, el cambio de mentalidad en la gente sigue costando, pero la prueba está en que los chicos lo consiguen día a día haciendo un trabajo increíble e impecable, además las familias se sienten muy orgullosas.

Por otro lado, en septiembre los chicos de Aspanas tendrán una responsabilidad más, y es que van a regentar un quiosco con terraza situado en las instalaciones de las termas de Outariz donde se encargarán de su funcionamiento. Pero el programa de Aspanas no termina aquí, otros grupos de chicos discapacitados realizan varios servicios de limpieza en los parques y jardines de la ciudad.