SOLIDARIDAD

Cáritas atendió a más de 20.000 personas el pasado año

La entidad invirtió 1.667.624 euros en tareas de acogida, empleo, formación y atención social

Cáritas atendió a más de 20.000 personas el pasado año

"Por segundo año consecutivo desciende el número de personas atendidas por Cáritas, pero se incrementan las solicitudes a causa de la intensidad de la pobreza y la cronificación de esa situación en muchos de los casos atendidos", subrayó la directora de la entidad en la Diócesis de Ourense, María Tabarés, en el transcurso de la exposición del informe de actividad del pasado año. Añadió que "en algunos casos, cada vez más, la pobreza se hereda y los hijos prolongan la pobreza que sufren sus padres".

Cáritas atendió en Ourense a 20.709 personas durante 2016, invirtiendo un total de 1.667.624 euros, de los que la mayor parte fueron destinados atención social especializada (782.311 euros), seguido del área de acogida y asistencia (629.852 euros) y el área de empleo y formación (255.460 euros).

Entre los datos desgranados por la directora de Cáritas, destacan las 1.154 personas atendidas en el programa de acogida integral, en el que se gestionaron más de 2.000 solicitudes de atención básica, así como el servicio de comedor, con 5.198 beneficiarios y 90.611 servicios de comida repartidos.

María Tabarés quiso hacer hincapié en el dato de que "más de un 41% de los hogares de Ourense sobreviven gracias a algún tipo de ayuda" y señaló que "con esta crisis, los ricos han salido más ricos y la brecha social se ha agigantado", por lo que pidió "reflexión" a los políticos para que cambien sus políticas sociales. 

En cuanto a las personas atendidas por Cáritas, señaló que "responden a dos perfiles": familias con hijos menores, empleo temporal o en situación de desempleo y con vivienda insegura, o hombres solos, jóvenes, con escasa formación y  vivienda insegura. En el primer  caso, "destacan de forma significativa las parejas jóvenes, un 38%". Por otra parte, las mujeres encabezan la solicitud de ayudas, llegando al 58%, y el 68% de las personas atendidas tenía una nacionalidad europea, siendo el 81% españoles. En cuanto a la media de los ingresos de estas personas atendidas, era de 283 euros al mes.

José Ángel Feijóo, delegado episcopal de Cáritas, reconoció que las instituciones podían "ayudar más", pero subrayó que "ese 40,02% de aportaciones de recursos privados nos dan mayor libertad de acción".