ANIMALES

La "plaga" del jabalí registra 40 ataques en lo que va de año en la provincia

Cazadores y agricultores avisan: el escenario se recrudecerá en las próximas semanas con las cosechas

Una camada de jabalíes en uno de los bosques de la provincia de Ourense.
Una camada de jabalíes en uno de los bosques de la provincia de Ourense.
La "plaga" del jabalí registra 40 ataques en lo que va de año en la provincia

La Consellería de Medio Ambiente tiene contabilizados a día de hoy, y en lo que llevamos de 2018, un total de 40 avisos por ataques de jabalíes en la provincia de Ourense, con el municipio de Riós a la cabeza de la lista en cuanto a incidencia el presente año -un total de seis denuncias se han presentado desde este concello-.

Quienes trabajan a pie de campo, sin embargo, consideran que lo peor está aún por llegar. Así lo afirma Antonio Mota, secretario de la Unión de Tecores de Galicia (Unitega). "Lo cierto es que no hemos tenido muchas actuaciones, ni en esperas ni en batidas, pero es que la climatología ha propiciado un tiempo seco y ralentizado la aparición de los frutos que les gustan a los jabalíes", señala. De hecho, Mota tiene claro que "en las próximas semanas, en cuanto lleguen las lluvias" y se acelere el brote de determinados frutos (castañas, bellotas...) se acelerará e incrementará el problema.

Xosé Ramón González, responsable de agricultura y producciones extensivas de Unións Agrarias en la provincia de Ourense, asegura que "estamos ante un problema más grave de lo que se piensa" y considera que la solución sólo pasa por "la implicación de todos los colectivos y la propia administración" en la solución del problema.

El representante sindical defiende que "el primer paso, imprescindible, es que cazadores y administración calculen realmente la cantidad de jabalíes que hay en los tecores". El hecho es que consideran desde Unións Agrarias que los datos actuales no son reales "y a partir de ahí nace el problema".

Añade, categórico, que "el jabalí es una plaga y hay que tener la población controlada". En Unións Agrarias están convencidos de que "se tiran a la baja las cifras de animales existentes en la provincia" y explican que "si los datos son erróneos, los daños son mayores".

Por otra parte, entienden los agricultores que Medio Ambiente no ha aligerado lo suficiente los trámites para batidas y esperas de los cazadores, algo con lo que discrepan en Unitega: "Se han simplicado los trámites hasta el máximo posible".