UNIVERSIDAD

El satélite de la Uvigo, en órbita el 25 de diciembre

este satélite forma parte de una investigación para luchar contra los incendios forestales

Al fondo, los investigadores Bibiano Fernández-Arruti, Alberto González y Fernando Aguado; en primer plano, Aarón Nercellas y José Miguel Lago.
Al fondo, los investigadores Bibiano Fernández-Arruti, Alberto González y Fernando Aguado; en primer plano, Aarón Nercellas y José Miguel Lago.
El satélite de la Uvigo, en órbita el 25 de diciembre

El satélite LUME-1 de la Agrupación Aerospacial de la Universidad de Vigo, cuarto que desarrolla este equipo de investigación, será puesto en órbita el próximo 25 de diciembre, previsiblemente a las 02,00 horas.

En este proyecto de investigación, realizado para luchar contra los incendios forestales, participa, además de la Universidad de Vigo, la Universidade de Porto y el CNRS francés. El satélite ya viajó a Holanda, donde una empresa procederá a su integración en el sistema dispensador y se encargará de trasladarlo al cosmódromo de Vostochny, en Rusia, desde donde se enviará al espacio. "Tralo lanzamento, o primeiro pase do LUME-1 produciríase sobre as 10,00 horas do mesmo día de Nadal, e sería confirmado dende a Escola de Telecomunicación", explica Fernando Aguado, docente, investigador y responsable de la Agrupación Aeroespacial de la Universidad de Vigo. Con el envío del satélite finaliza el trabajo de más de año y medio para 10 investigadores, seis estudiantes y dos profesores en tareas de coordinación. "Todos os estudantes e investigadores que participan neste proxecto pertencen ás facultades de Enxeñería Industrial, de Telecomunicación e Informática", detalla el docente.


EVOLUCIÓN


El LUME-1 es una evolución de sus antecesores (Xatcobeo, Humsat y Serpens) según comenta Fernando Aguado. "A misión fundamental do satélite é dar soporte de comunicacións a sensores de terra que detectan lume, que desenvolve o grupo CIMA da Universidade de Vigo, así como para prover unha conexión cos avións non tripulados, desenvolvidos pola Facultade de Enxeñaría da Universidade de Porto". El satélite incorpora misiones secundarias como la capacidad de recibir señales de aviones o la de realizar pruebas de comunicación en vuelo.