CONSUMO DE ALCOHOL

“Vas perdiendo el control sobre el alcohol con los años”

Un socio de Alcohólicos Anónimos avisa del peligro “cuando empiezas a beber y no puedes parar”

Un grupo de jóvenes se dirige a la Alameda para hacer botellón un fin de semana.
Un grupo de jóvenes se dirige a la Alameda para hacer botellón un fin de semana.
“Vas perdiendo el control sobre el alcohol con los años”

Javier T. es miembro de Alcohólicos Anónimos Ourense y conoce los problemas del exceso de consumo de bebidas de alta graduación de primera mano. Lo primero que quiere dejar claro es que "el alcoholismo es una enfermedad" y explica que "en mi caso, cuando bebía, no era botellón pero eran reuniones en casa y como yo un montón de gente más lo hacía, personas que no son alcohólicas a día de hoy; lo que pasó es que la gente que no tiene esta enfermedad, con el paso de los años va sentando la cabeza y lo pueden controlar". Por el contrario, añade, "en mi caso, con el paso de los años lo que me ocurrió es que fui perdiendo el control, no es que bebiera todos los días, pero cuando lo hacía me descontrolaba y ya no podía parar de beber, no me ponía límite".

Javier indica que el peligro del alcoholismo siempre ha existido: "Yo tengo 47 años y en mi época no había botellón, pero yo me iba con mis amigos a tomar copas a casas particulares, era un minibotellón; y nuestros padres hacían otro tanto en los guateques, y nuestros abuelos recorrían los bares".

Añade que "empecé a beber de una forma normal y 20 años después me he dado cuenta de que tengo una enfermedad que se llama alcoholismo y está reconocida por la OMS desde 1956". En este sentido, apunta que si algún joven empieza a notar "que cuando bebes no puedes parar y que tienes pérdidas de memoria y de control lo que tendría es que acercarse a algún centro como es el de Alcohólicos Anónimos, donde podemos ayudarles, porque no resulta tan fácil conseguir información sobre cómo controlar esta enfermedad". Explica que "mi mujer es médico y no era capaz de orientarme respecto al problema", así que considera que si un joven se encuentra con esos síntomas "debería preocuparse por si es alcohólico" y advierte que si no se le pone freno "los caminos que te quedan son el psiquiátrico o algo aún peor".

Javier T. quiere "invitar a todos esos jóvenes, y a cualquier personas que piense que está en esa situación, a ponerse en contacto con nosotros en el teléfono 988 26 95 40, en la web www.aa24horas.com o acercándose a nuestra sede en Xoán Vicente Viqueira, número 1.