TECNOLOGÍA

Una web ayuda al regreso a España de los talentos fugados

Los promotores consideran que su vuelta pasa por cambios políticos y medidas de conciliación.

Diego Ruiz, Sebastien Sanz y Raúl Gil, los creadores de Volvemos.org.
Diego Ruiz, Sebastien Sanz y Raúl Gil, los creadores de Volvemos.org.
Una web ayuda al regreso a España de los talentos fugados

Sólo en 2015, más de cien mil españoles abandonaron el país, una tendencia en alza desde que comenzó la crisis y que según Raúl Gil, uno de los creadores de Volvemos.org, una web que fomenta el regreso "del talento", no va a pasar hasta que haya "cambios a nivel político con medidas de conciliación".

Esta página web cumple hoy dos meses en funcionamiento y son más de 3.300 personas las que han manifestado su "deseo de volver a España" o lo que es lo mismo, "dos emigrantes cada hora", como explica Raúl Gil. Sin embargo, insiste en que "el talento no va a volver a cualquier precio".

Aunque en su página publican multitud de ofertas de trabajo en España, sólo validan las que consideran que ofrecen "unas condiciones económicas mínimas" y no son "trabajos temporales".

De este modo, cuenta Gil, han rechazado una oferta para un programador que gestionaría un equipo de tres personas en la que pagaban 15.000 euros anuales ya que, reconoce, "nadie va a volver de Alemania -donde un programador gana 60.000 euros- por cobrar 15.000".

Pero no todo es cuestión de dinero. En Volvemos.org están convencidos de que con la "vuelta del talento" se van a fomentar nuevas prácticas laborales, con mayor conciliación y flexibilidad en los horarios y más valoración y reconocimiento de los profesionales.

Y pone de ejemplo el caso de Diego, que también es creador de la plataforma y encargado de su programación, y que pudo disfrutar de doce meses de paternidad en Alemania, "algo que en España sería impensable".

"La gente que viene va a hacer cambios en las empresas y en la forma de trabajar porque ya no va a aceptar determinadas cosas", opina Gil.

De forma voluntaria

De momento lo están haciendo de forma voluntaria y sin retribución, apunta Gil, quien considera que durante los años de crisis se ha hablado mucho de la gente que se iba "y ya había que empezar a hablar de la gente que quería volver".

"No había facilidades", lamenta.

Según Gil, el Gobierno "lo ha puesto muy difícil para los que querían quedarse y para los que se fueron" y cree que, pese a que ahora está en funciones, "tiene que reconocer la realidad" de las muchas personas que han abandonado el país por la crisis.

Y a partir de ahí, fomentar y ayudar a las asociaciones que trabajan en los países de acogida para la gente que quiere quedarse allí y poner en marcha un "plan de retorno del talento" para quienes quieren volver, colectivo al que "volvemos.org" ofrece su ayuda poniendo esta herramienta a disposición del Gobierno.

Irse de España a buscarse la vida en un país no es fácil; hay muchos trámites administrativos y los trabajos no siempre son lo que uno desea. Además, a la vuelta a España conseguir que se respeten las cotizaciones a la Seguridad Social conlleva muchos trámites administrativos después de la reforma en 2014 de la ley del IRPF y de la del Impuesto sobre la Renta de no Residentes.

Y sólo si regresas con empleo recuperas la tarjeta sanitaria pero si no tienes trabajo necesitas declararte como insolvente para poder ir al médico.