FIESTA POPULAR

O Barco cocinó 650 kilos de botelo para más de un millar de comensales

El pabellón de Calabagueiros se llenó de entusiastas de este embutido para participar en la 16 edición del evento gastronómico

Los asistentes a la 16ª Festa do Botelo cubrieron totalmente el parqué del polideportivo municipal de Calabagueiros, en O Barco. (JOSÉ CRUZ)
Los asistentes a la 16ª Festa do Botelo cubrieron totalmente el parqué del polideportivo municipal de Calabagueiros, en O Barco. (JOSÉ CRUZ)
O Barco cocinó 650 kilos de botelo para más de un millar de comensales

Las 1.100 personas que se dieron cita en el parqué del polideportivo municipal de Calabagueiros, en O Barco, dieron buena cuenta de los 650 kilos de botelo que preparó la organización. El evento gastronómico creado hace 16 años por el Concello fue diseñado con un programa totalmente renovado; tanto que la Concellaría de Cultura e Educación, que dirige Margarida Pizcueta Barreiro, cambió hasta el escenario de la lectura del pregón, pasándola del salón de actos del Instituto Martaguisela al Teatro Lauro Olmo.

Dos actuaciones musicales abrieron y cerraron un acto que abrió el Orfeón Valdeorrés y que cerró el cantautor Anxo Rei. Sus estilos musicales son totalmente distinto, pero ambos repertorios incluyen una nota común: un tema dedicado al embutido tradicional de O Barco. "Do mar o mero e do Barco o botelo". Con el dicho popular remató su pregón Javier García León, agente de la Policía Local ahora jubilado y miembro de la dinastía "Os Careca", en la ocupa el séptimo puesto. Tras un discurso con constantes referencias llenas de humor a personajes populares de la vida barquense, los miembros de esta dinastía hicieron los coros al cantante valdeorrés Anxo Rei. Otro barquense que se jubiló recientemente, José Luis Suárez Mateo "Sito, o do Xuíz" recibió el reconocimiento por su labor como hostelero y repostero.

Finalizado el acto, los participantes se desplazaron hasta el pabellón de deportes para degustar el botelo que cocinó Mantesil con embutidos de García Marcos.