VALDEORRAS

O Barco recupera dos puentes del Camino Real, los de A Proba y Éntoma

Las dos construcciones fueron realizadas a mediados del siglo XVII

Una pala mecánica retiró la tierra que enterraba el puente de A Proba.
Una pala mecánica retiró la tierra que enterraba el puente de A Proba.
O Barco recupera dos puentes del Camino Real, los de A Proba y Éntoma

Las primeras piedras del puente de A Proba vieron la luz en las últimas horas. Una brigada del Concello de O Barco, supervisada por el arqueólogo Santiago Ferrer, desenterró los restos de una construcción proyectada en 1650 y levantada en la segunda mitad de ese mismo siglo: el XVII.

Los trabajos aún continuarán durante la jornada de hoy y, una vez finalizados, permitirán que los visitantes contemplen una parte de la infraestructura. Santiago Ferrer explicó que también servirán para examinar su estado de conservación y sus patologías, dado que el puente fue enterrado bajo el acceso a la Avenida de Galicia.

El alcalde barquense, Alfredo García Rodríguez, resaltó ayer la importancia de estos trabajos, que continúan la línea de recuperación del patrimonio arqueológico municipal. "Se trata de descubrir el puente y ponerlo en valor", dijo. Las obras no supondrán ningún problema para los vecinos de la zona, según explicó el regidor. "Ningún usuario va a sufrir trastornos", explicó.

Otro puente que está siendo recuperado, este por la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, es el de Éntoma. Con un presupuesto de 72.400, los trabajos ya permiten contemplar el piso de piedra original.

Ambas construcciones forman parte de un proyecto que incluía ocho puentes: Puente de Domingo Flórez, A Medua, Sobradelo, Éntoma, río Cigüeño, A Proba, Arcos y Vilamartín.