REPORTAJE

Filatélico repaso a la Policía en Rubiá

Un policía nacional de Rubiá, residente en tierras madrileñas, expone la mejor colección de sellos de las fuerzas de seguridad del mundo en Rubiá, deseando que algún alcalde se decida a crear un museo para ella.

Los sellos y demás piezas reunidos por el policía nacional de Rubiá, en la Casa da Cultura.
Los sellos y demás piezas reunidos por el policía nacional de Rubiá, en la Casa da Cultura.
Filatélico repaso a la Policía en Rubiá

El nombre de Rubiá aparecerá reflejado en un sello de Correos. Su presentación tendrá lugar esta semana, coincidiendo con la exposición filatélica de Manuel Moral Fernández, un policía nacional originario del Concello y residente en Alcalá de Henares (Madrid). Después de décadas de búsqueda, reunió la que los entendidos consideran mejor colección dedicada a la policía de todo el mundo. Cuestiones de espacio le impedirán acercar a Valdeorras todas sus piezas, que superan las 3.000, sin restar méritos a la muestra de más de 2.400 que sí se podrá ver.

La "Exposición Filatélica Policial" va más allá del mundo de los sellos. En la Casa da Cultura de Rubiá también habrá boletos de la ONCE, carteles de películas o insignias originales de distintos, entre otros coleccionables, todos ellos relacionados con las fuerzas de seguridad. La muestra también incluye distintos trajes de la Policía Nacional, la Guardia Civil y policías autonómicas.

Manuel Moral: “Estoy dispuesto a ceder toda la colección para que sea expuesta en un museo de forma permanente"

El sello y el matasellos conmemorativos son fruto del apoyo de la Asociación de Filatelia y Coleccionismo de Alcalá de Henares, a la que pertenece. Sin embargo, no colman las inquietudes de este policía rubianés, que desea contemplar el fruto de los esfuerzos de muchos años expuesto permanentemente en un museo. "Estoy dispuesto a ceder todo para crear un museo permanente", comentó, para añadir seguidamente que trasladó esta oferta a los alcaldes de Rubiá y O Barco.

Su pasión por el coleccionismo surgió de niño, pero se volcó en ella cuando su trabajo de policía nacional destinado a la protección de altas personalidades lo acercó a un coleccionista que le regalaba sellos. Todo esfuerzo tiene su premio y este policía lo encontró en las dos medallas de plata de los concursos mundiales de Taixan y Portugalete. Además, es autor del libro "Homenaje filatélico a las fuerzas y cuerpos de seguirdad".