SANIDAD

Fuerte malestar en Vilamartín por la falta de un médico

El Sergas afirma que la ratio de usuarios está por debajo de la considerada como "óptima"

Fachada principal del Centro de Saúde de Vilamartín.
Fachada principal del Centro de Saúde de Vilamartín.
Fuerte malestar en Vilamartín por la falta de un médico

La ausencia de uno de las dos médicos que trabajan en el Centro de Saúde de Vilamartín está causando un fuerte malestar en el Concello. La profesional que atendía esa consulta está de baja laboral desde el 3 de noviembre de 2017. La Xerencia del Sergas de Ourense envía facultativos desde los concellos próximos, dos o tres veces por semana. Estos prolongan su jornada para reforzar el servicio.

José Pinto Álvarez, concejal de Alternativa dos Veciños de Vilamartín, afirmó estar recibiendo numerosas quejas de los vecinos. "É un problema que hai que solucionar. Hai veciños que esperan horas para ser atendidos", protestó el concejal de la oposición. A su vez, Pablo Deramond Mundaca, teniente de alcalde vilamartinés y médico en el Centro de Saúde de A Rúa, atribuyó la situación a la falta de facultativos. "El problema es que no hay", dijo y añadió que sucede en otros centros: "Es un problema general del Sergas".

El Sergas confirmó la "inexistencia de facultativos dispoñibles nas listas de contratación" y que la "Xerencia de Ourense reforzou a asistencia que ven prestando o outro médico con facultativos vinculados a centros próximos". También dijo que este Centro de Saúde atiende a 1.436 personas y explicó que el número de usuarios está "por baixo da ratio aceptada como óptima: 1.500 usuarios".