VALDEORRAS

La pizarra lidera el ranking del sector extractor gallego

Supone el 40 % del valor añadido bruto y el 55 % del empleo de las canteras de la comunidad

Trabajadores de una nave de producción de pizarra, en Carballeda de Valdeorras.
Trabajadores de una nave de producción de pizarra, en Carballeda de Valdeorras.
La pizarra lidera el ranking del sector extractor gallego

El impacto económico de las canteras pizarra no se limita a la provincia de Ourense. El valor añadido bruto (VAB) generado por este sector supone el 40 % del total de las industrias extractivas y de fabricación de otros productos minerales de Galicia. Este dato aparece recogido en el Observatorio Económico Ourensano, de la Diputación Provincial de Ourense. Lo coordina el profesor de la Facultad de Empresariales de la Universidad de Vigo Andrés Mazaira, quien destacó "la preponderancia de las empresas valdeorresas".

Este lugar de privilegio de la industria pizarrera ourensana aparece corroborado por los indicadores de empleo. Las canteras de pizarra concentran el 55 % de los trabajadores ocupados en toda Galicia en las industrias extractivas. Más concretamente, el 25 % de las afiliaciones a la Seguridad Social de Valdeorras pertenecen al sector de las industrias extractivas y de fabricación de otros materiales no metálicos.

Los datos manejados por el Observatorio Económico Ourensano indican que las industrias extractivas y de fabricación de materiales no metálicos ocupan el segundo puesto en el ránking productivo de la comarca, solo superados por el sector primario. A nivel provincial, la industria de la pizarra lidera, a mucha distancia, la clasificación provincial de la industria extractiva. Con un 24,4 % de la producción provincial, la siguen las explotaciones de O Ribeiro (2,12 %) y A Limia (1,81 %).

A su vez, la exportación de pizarra representa el 25 % del total provincial. "Ese grupo de exportaciones ourensanas supera a las de las otras tres provincias juntas", aseguró Andrés Mazaira. Esta afirmación es respaldada por los datos que maneja el Clúster da Lousa. A lo largo de 2016, la pizarra gallega vendida en el exterior superó las 330.000 toneladas, facturando 151 millones de euros.

Los investigadores del Observatorio Económico de Ourense consideran que el sector aún no tocó techo. Es más, "tiene todo a su favor para seguir siendo uno de los motores más significativos de la economía ourensana y un sector de referencia a nivel mundial", puntualizó el profesor. En todo caso, para seguir creciendo, el grupo de expertos del OEO apuesta por la búsqueda de nuevas utilidades, apostar por la calidad, la intensificación de la actividad comercial, ampliación de la distribución y esfuerzo innovador.

La necesidad de responder al reto medioambiental

El profesor Andrés Mazaira recomienda al sector pizarrero "dar respuesta a una serie de retos transversales, que son clave para construir una estrategia de éxito en un futuro ya inmediato.

Entre ellos, hay que destacar el medioambiental, la necesidad de captar el mejor talento en todos los ámbitos o la de incorporar al sector los cambios que exige la transformación digital en cuanto a automatización de procesos próximos al consumidor, incorporación de las posibilidades que ofrece la conectividad (Internet de las cosas), gestión y puesta en valor de datos y avances en inteligencia artificial".

El rendimiento de las canteras de pizarra puede servir de ejemplo para otros sectores de la provincia, e incluso de Galicia, como el agroalimentario o el forestal.