VALDEORRAS

Treinta voluntarios eliminan un viejo vertedero barquense

Retiran 370 sacos de basura, entre otros desechos del entorno del arroyo de la Pincheira de Fervenza

 

Treinta voluntarios eliminan un viejo vertedero barquense

El entorno del arroyo de Fervenza (O Barco), cuyas aguas se precipitan en la cascada natural denominada A Pincheira, ofrece hoy una imagen muy distinta a la que mostraba ayer. Un equipo formado por 32 voluntarios, todos ellos aficionados al barranquismo y la espeleología, dedicó el sábado a retirar buena parte de las toneladas de basura. Fue acumulada en el punto que, durante años, sirvió a los vecinos de la aldea como vertedero, dejando de usarlo cuando el Concello comenzó su recogida.

La situación en que se encontraba el lugar no podía ser más deplorable. "Es el río más sucio que vimos en nuestra vida", comentó Carlos Arias Vázquez, del Club Irmandiños, de Lugo. Al igual que otros voluntarios que participaron en la limpieza conoce bien este arroyo y otros cauces de Galicia y el extranjero. "Aquí, hay tres cascadas en las que hacemos barranquismo", dijo, para explicar seguidamente que descienden ríos haciendo deporte y que, cuando los ven sucios, procuran limpiarlos. "En los últimos años, llevamos limpiado unos 30 ríos. Normalmente, participamos entre 3 y 5 voluntarios, pero aquí venimos más gente. Solos no somos capaces", aseguró.

Llegaron de puntos muy distantes: Valladolid, Palencia, Ponferrada o las cuatro provincias gallegas. Todos ellos caracterizados por dos notas comunes: su altruismo y la afición por el deporte. La ubicación del vertedero, en una de las paredes que encajonan el arroyo de Fervenza y con un acceso casi imposible, impide trabajar a operarios normales. En su ayuda acudió este grupo de voluntarios para retirar, con la ayuda de cuerdas, todo tipo de basura, desde neveras hasta colchones. Prometieron volver. Toda la jornada de ayer no fue suficiente para retirar todos los desechos.

 Alonso: "Unha labor encomiable, impresionante!"

Los voluntarios, que pertenecen a distintos clubes gallegos y de Castilla y León, contactaron con el Concello de O Barco hace mes y medio, ofreciéndose para limpiar el lugar. Lo apuntó Aurentino Alonso Araujo, concelleiro de Deporte, Xuventude e Participación Cidadá. 

La Pincheira, una cascada que aparece en todos los folletos turísticos del municipio, está situada aguas abajo y, cuando llueve, la basura es arrastrada hasta ella. El edil calificó de "¡encomiable, impresionante!" la labor de los voluntarios. Explicó que solicitaron el viejo polideportivo municipal para pernoctar, llevándoles también la comida el Concello, que añadió el apoyo del Grupo de Emerxencias Supramunicipal y sus equipos.