EL PSICÓLOGO HABLA

Currículo, comportamiento y emoción

Los aspectos psicopedagógicos interrelacionados del desarrollo global de los estudiantes

Currículo, comportamiento y emoción

En la actualidad, son ampliamente recurrentes los estudios teóricos y aplicados que muestran una profunda interrelación estadística entre el proceso curricular, el desarrollo emocional y las manifestaciones conductuales observables de los estudiantes. Nadie dudaría de que, en efecto, una predisposición emocional positiva, la cual es facilitadora de la motivación personal intrínseca, mejora la codificación de los contenidos del currículum, ni que esta actitud emocional positiva depende, en gran medida, de una conducta ajustada a las interacciones de la persona en el contexto, la cual la fomenta; y, lo más importante, es que, entonces, se va a producir un feedback continuado de causa- efecto, a través del cual los tres procesos psicopedagógicos se relacionan mutuamente a lo largo del desarrollo. 

Por otra parte, es evidente que existe un conjunto de variables altamente influyentes en esta triada básica que van a incidir en mayor o menor medida en el desarrollo personal global, esto es, las características personales del propio estudiante y las formas situacionales del contexto situacional, tanto en relación con la interacción entre los iguales, la familia, la escuela y, por supuesto, el ámbito social; por tanto, de una respuesta educativa que incluya estos elementos, va a depender en gran medida, el éxito de los programas planificados.

ESTRATEGIAS EDUCATIVAS 

Es cierto que los procesos de enseñanza- aprendizaje, basados en una estructura del desarrollo individual, pueden ser necesarios, sobre todo, cuando es preciso un aprendizaje altamente regulado, pero este tipo de enseñanza, por sí sola, no favorece el desarrollo de las interacciones que conllevan la mejora de los tres principios mencionados: conducta- emoción- currículo, por lo cual ha de incidirse en aquellas metodologías didácticas de tipo interactivo,

Pues bien, los modelos investigados de aprendizaje interactivo, que utilizan las relaciones sociales sobre el contexto de aprendizaje como base para el desarrollo curricular pueden servir de ayuda para estructurar las programaciones de aula de acuerdo con estos objetivos. En la actualidad, están publicadas diferentes aplicaciones educativas basadas, entre otros, en los siguientes métodos didácticos, de los cuales, los docentes pueden seleccionar uno, o bien un conjunto combinado de modelos, acordes con las necesidades educativas particulares, previamente evaluadas: 1) el Modelo de Aprendizaje de Johnson y Johnson, el cual organiza la clase en pequeños grupos, dentro de los cuales, los estudiantes se ayudan mutuamente para asegurarse que todos terminen las tareas académicas, pues de ello depende la puntuación final; 2) el Modelo de Aprendizaje de Johns Hopkins, cuyos grupos reciben puntuaciones sobre la base de la ayuda entre sus integrantes, con el fin de procurar animarse- motivarse mutuamente para la realización de la tarea objetivo; 3) en el Jisgaw II, la clase se divide en grupos heterogéneos de 4 o 5 miembros cada uno, en la cual el material objeto de estudio se fracciona en tantas partes como miembros tiene el grupo, luego, en cada grupo se forma un "grupo de expertos/as", que intercambian la información, finalmente, cada uno de ellos retorna a su equipo de origen y se responsabiliza de explicar al grupo la parte que ha preparado; 4) en el Student Teams Achievement Divisions, los estudiantes, agrupados en 4 o 5 miembros, trabajan en equipo durante varias sesiones, a lo largo de las cuales se formulan preguntas y comparan las respuestas sobre el material previamente presentado por el docente, generando un intercambio de opiniones fundadas entre los estudiantes; 5) el Team- Assisted Individualization; el Cooperative Integrated Reading and Composition permite que los componentes del equipo realicen la propia tarea y revisen el trabajo de sus compañeros/as, de forma que los equipos ganan puntos cuando sus miembros, como conjunto, pasan las pruebas de evaluación de la unidad temática; 6) el Learning Together consiste en una técnica que consta de los siguientes pasos: a) seleccionar una actividad, b) tomar las siguientes decisiones: -determinación del tamaño del grupo más apropiado para la actividad, -asignación de los estudiantes al grupo de forma heterogénea, -disposición de la clase, de forma que los miembros del grupo necesiten estar unos al lado de los otros y cada uno frente al otro, -proporción de los materiales más apropiados para su desarrollo, c) desarrollar el trabajo asignado en grupo, y d) supervisión mediada entre los propios grupos; 7) el Group Investigation se fundamenta en un plan de organización general de la clase en grupos pequeños, quienes después de escoger temas diferentes de una unidad temática, en cada grupo estos temas se convierten en tareas individuales redistribuidas, que llevan a cabo para preparar un informe grupal. Por último, cada grupo hace una presentación de su trabajo para comunicar al resto de la clase sus hallazgos; 8) el Peer Tutoring se sustenta en la colaboración que un estudiante dispensa a su compañero/a de clase que ha formulado una demanda de ayuda, basado en una estructura de aprendizaje cooperativo, pero no ya de grupos reducidos y heterogéneos, sino recurriendo a una dualidad o parejas de estudiantes conformadas dentro de un mismo grupo. Dentro de esta técnica, existen, a su vez, diferentes posibilidades: el Cross-Age Tutoring y el Class- Tutoring.