ARQUEOLOGÍA

Aparecen vestigios romanos en la rúa da Igrexa de Xinzo

Se trata de dos restos murales, y también se descubrieron tumbas, cerámicas y restos óseos del Medievo

Imagen de los restos encontrados esta semana en la rúa da Igrexa, en la zona vieja de Xinzo.
Imagen de los restos encontrados esta semana en la rúa da Igrexa, en la zona vieja de Xinzo.
Aparecen vestigios romanos en la rúa da Igrexa de Xinzo

La reforma de las calles de O Peto y de A Igrexa de Xinzo de Limia, en las que el Concello y la Deputación invertirán alrededor de 170.000 euros, trajo consigo la obligación de realizar una serie de catas arqueológicas previas -ambos viales están ubicados en zonas afectadas por Patrimonio- en las que se han dejado al descubierto restos murales de la época romana y también óseos, que pueden datar de entre los siglos XIII y XVI, según manifestó el arqueólogo responsable de los trabajos, Manuel García.

En las excavaciones, que comenzaron esta semana en la rúa da Igrexa y que continuarán la semana que viene en el entorno de la rúa de Santa Mariña y en la de O Peto, se encontró además el ataúd de un bebé -tiene un metro de longitud- y cerámicas que serán trasladadas al Museo Arqueógico de Ourense.

"Fixemos os traballos na zona pegada á sacristía da Igrexa de Santa Mariña, que foi tamén cemiterio ata o século XVI, polo que o que nos atopamos alí foron restos de sepulturas, e muros romanos moi alterados pola cimentación posterior da sacristía", explica Manuel García.

El siguiente paso será elaborar el informe pertinente para completar el registro arqueológico del Xinzo romano y, posteriormente, el Concello procederá a licitar la obra. "A actuación non se verá afectada por estos achados, xa que o que se vai a facer é renovar o saneamento e a pavimentar nos lugares nos que xa estaban os anteriores conductos. Estas catas son, simplemente, para extraer información", señala el arqueólogo, quien concretó, además, que antes de iniciar las excavaciones "xa se contaba" con que iban a aparecer estos restos. "Ao redor da igrexa vella de Santa Mariña é onde máis vestixios hai, é o punto cero do Xinzo romano", matiza Manuel García. "Os restos ou se tapan cun xeotextil e area por enriba, e se pavimenta ou, se o Concello quere e pode, é posible poñelos en valor", añade. Acto seguido, comenzarán las obras de reforma en esa calle, que abarcarán además del cambio de tuberías, su empedrado. Tal y como explicó el regidor local, Antonio Pérez, el suelo de la rúa da Igrexa "sufre roturas periódicamente polo mal estado dos sistemas de saneamento e abastecemento".

No se descartan más hallazgos en la zona

Está previsto que técnicos de Patrimonio de la Xunta de Galicia se acerquen a visitar estos hallazgos el próximo lunes. Desde el Consistorio no descartan la idea de dejarlos al descubierto para que puedan ser visitados por todos los vecinos, tal y como avanzó el concejal responsable del área de cultura de Xinzo, Carlos Gómez. Sin embargo, y según Manuel García, el arqueólogo encargado de efectuar estas catas en las que el Concello ha invertido alrededor de 2.000 euros, esto implicaría "facer un novo proxecto para a consolidación do espazo". "Poderíase facer, pero xa é unha decisión política", añade. Los de esta semana no son los primeros vestigios históricos que se han encontrado en el entorno del casco viejo limiano. "Toda a zona que rodea á igrexa é a máis quente para que aparezan estes elementos, é o núcleo do Xinzo romano, que está alterado na parte máis próxima á igrexa polo antigo cemiterio da época románica e que ocupaba toda a contorna, de feito, na nosa empresa temos acometido varias obras nesas rúas e solares, e teñen aparecido restos semellantes", señala el especialista. En este sentido, ya hay un acuerdo cerrado con el mismo arqueólogo para que realice nuevas investigaciones en la rúa de Santa Mariña, en donde es posible que aparezcan nuevos restos arqueológicos.