PATRIMONIO

Xinzo consolida su apuesta por la recuperación de Trandeiras

La agrupación Amigos do Mosteiro celebrará unas jornadas divulgativas sobre su historia en la villa

La iglesia de Trandeiras preside el conjunto histórico que se quiere convertir en símbolo de A Limia.
La iglesia de Trandeiras preside el conjunto histórico que se quiere convertir en símbolo de A Limia.
Xinzo consolida su apuesta por la recuperación de Trandeiras

El colectivo Amigos do Mosteiro, que está abordando en la actualidad un proyecto para conseguir la declaración del conjunto de Trandeiras como Bien de Interés Cultural, promoverá a finales de este mes de junio una jornada divulgativa de cuatro horas de duración sobre su historia, curiosidades y potencial. En la actividad participarán, entre otros, un profesor universitario especializado en Arte e Historia y tres técnicos del Xacobeo, estos últimos con el objetivo de evaluar la posibilidad de convertir el claustro en un albergue para peregrinos.

Las charlas, que estarán abiertas a la ciudadanía, se celebrarán, previsiblemente, en la Casa de la Cultura de Xinzo. "Vamos a tratar el régimen jurídico de los BIC desde el punto de vista patrimonial y la historia del camino de Santiago a su paso por la villa y las tierras de la comarca", explicó Xermán Estévez, portavoz del colectivo. "El Monasterio de Trandeiras está ubicado a escasos tres kilómetros de Xinzo, por donde pasa la Vía da Prata, y por ello queremos buscar el apoyo de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural. Hemos propuesto convertir una parte del claustro en albergue o casa de acogida para los que hacen el camino. Está bien situado", añadió.

Desde Amigos do Mosteiro puntualizan, además, que su construcción tiene un origen benedictino "único en Galicia".


Interés del ayuntamiento


El gobierno local que preside Manuel López Casas ha manifestado su compromiso con la causa y uno de los primeros pasos ha sido el desbroce, limpieza de la fuente y acondicionamiento del entorno, que se ha acometido en los últimos días. López Casas también adelantó que llevaría al próximo pleno municipal -el 28 de junio- la declaración de Trandeiras y de su entorno como Bien de Interés Cultural.

El ente local es propietario del terreno que rodea el Monasterio y que alberga el cenobio y ya valoró cuánto supondría su arreglo. "Sabemos que los arquitectos municipales concluyeron dos propuestas, una rehabilitar por completo el monasterio, que costaría 20 millones de euros, o consolidar las ruinas", explicó Estévez. "Lo importante es que haga un convenio con la Xunta".


Un trabajo que se inició hace dos años


La propuesta de que Trandeiras fuera Bien de Interés Cultural con el objetivo de protegerlo y de que el ayuntamniento pudiese optar a las distintas líneas de ayudas que da la Administración Autonómica para los bienes patrimoniales se consultó al Concello y se elaboró un expediente para ello, que fue remitido a la Xunta hace dos años. Incluye documentación relativa a la historia del Monasterio: procedencia, documentación fotográfica y propiedad. Desde la Xunta de Galicia solicitaron a la agrupación más información al respecto, y en este sentido se está trabajando durante estos meses.

Precisamente y debido a que una parte de la edificación es de la Iglesia y otra del ayuntamiento, es el ente local quien debe enviar ahora algunos archivos para completar el expediente. "Quien tiene que aprobar la declaración de BIC es el Consello de la Xunta, pero nosotros estamos preparando toda la información que precisa Cultura para ello", explicó Xermán Estévez. "También nos faltaba la referencia catastral y la titularidad del bien, y un aval con conocimientos en Historia para darle mayor consistencia a toda la documentación. El expediente está muy avanzado", añadió. Desde Amigos do Mosteiro muestran ilusión y confían en la conciencia del gobierno local para recuperar Trandeiras como símbolo comarcal.